Batería de medidas de Participa para soportar el duro verano sevillano

En el próximo pleno, Participa propondrá diez medidas urgentes que mejorarían las condiciones climáticas de nuestra ciudad, especialmente para quienes por motivos económicos no pueden disfrutar de unos días de vacaciones. Unas iniciativas que han sido presentadas públicamente por Susana Serrano y Cristina Honorato.

Sevilla se caracteriza por un dilatado verano, que abarca desde junio a septiembre, donde las temperaturas máximas se sitúan de media de entre 30 y 35 grados. Además, como consecuencia del cambio climático, cada vez son más recurrentes las denominadas “olas de calor”. Estos datos resultan más preocupantes aún, si tenemos en cuenta que los estudios científicos confirman un incremento de la temperatura promedio de la ciudad de casi dos grados en los últimos cien años.

“Ante esta realidad, las administraciones públicas están obligadas a garantizar un medio ambiente equilibrado, saludable y sostenible para el desarrollo de una vida digna. Pero en Sevilla esto está muy lejos de suceder, como comprobamos cada verano”, ha denunciado la portavoz de Participa Susana Serrano durante la presentación de esta moción que ha reclamado la puesta en marcha de una batería urgente de medidas por “cuestión de supervivencia” ante las condiciones climáticas del verano en nuestra ciudad y ante el “contexto de crisis sistémica como la actual”.

“Luchar contra la pobreza en los barrios de Sevilla es prioritario para Participa Sevilla y reducir así los riesgos para la salud pública por falta de recursos económicos. No nos podemos olvidar que existen informes que cifran que el 50% de las personas menores de 16 años están en riesgo de pobreza”, según Serrano.

En la moción Participa Sevilla recoge que la situación de precarización y pobreza a la que se han visto empujadas muchas familias sevillanas no ha hecho más que empeorar esta situación. La falta de recursos económicos hace que cada vez sean más las personas que han de permanecer en Sevilla durante los meses más duros del verano en una ciudad que es totalmente inhóspita.

“Esta moción está hecha pensando especialmente en quienes no tienen recursos y van a tener que estar todo el verano en Sevilla. Son mayoritariamente medidas que ya están sobre la mesa, como el reverdecimiento y mejora del arbolado de sombra en los patios de los centros docentes o el aumento de piscinas públicas, al igual que la apertura de las bibliotecas y centros cívicos las tardes de agosto o la puesta en marcha de cines de verano en todos los distritos que actualmente no cuentan con esta oferta cultural” ha resumido Serrano.

Además, desde la formación verde morada resaltan la necesidad de poner en valor el uso del río durante estos meses estivales. “Es la hora de empezar a trabajar y estudiar la instalación de piscinas fluviales en el Guadalquivir como demandan desde hace años diferentes organizaciones sociales. Esta iniciativa tendrían grandes beneficios para la ciudad”, ha denuncia Serrano.

‘En defensa de la escuela pública’
Por su parte, Cristina Honorato ha desgranado las medidas relacionadas con colegios públicos que se incluyen en esta moción. “Desde hace años, los colegios públicos son los únicos edificios municipales que no están adaptados a las elevadas temperaturas que existen. En estos centros, el profesorado debe trabaja con temperaturas fuera de la legalidad, que es todo lo que baje de 15 grados o supere los 25”, ha recordado Honorato, que ha pedido tanto a la Junta, como al Ayuntamiento que se mejoren urgentemente las condiciones climáticas de estos centros.

Además, se pide la creación de un grupo de trabajo de las delegaciones de Parques y Jardines y de Educación para que busquen alternativas en conjunto. “Soluciones que pasan por apostar por edificios bioclimáticos y por aumentar las zonas verdes en los patios, como se plantea desde una lógica medio ambiental por parte de la Red Sevilla por el Clima”, ha manifestado Honorato.

Por otro lado, Honorato ha recordado la petición de que el próximo pleno se celebre en un colegio público para que los grupos políticos comprueben de primera mano cuáles son las temperaturas que allí se sufren. “Mientras, somos testigos de cómo en otros edificios municipales los aires acondicionados están a pleno rendimiento y muchos ni son desconectados cuando, por la tarde y por la noche, las dependencias quedan vacías”, según Honorato.

Diez medidas para afrontar las duras condiciones climáticas del verano en Sevilla
1.-
Iniciar desde el Ayuntamiento de Sevilla, actuaciones para mejorar las condiciones climáticas de los centros docentes, así como instar a la Junta de Andalucía a acometer actuaciones en este sentido.

2.- Conformar un grupo de trabajo con la participación de la Dirección General de Medioambiente, Parques y Jardines y la de Educación y Edificios Municipales, para la implementación de medidas de reverdecimiento y mejora del arbolado de sombra en los patios de los centros docentes.

3.- Apertura de los patios de los centros docentes dependientes del Ayuntamiento por las tardes y fines de semana de los meses de julio y agosto.

4.- Apertura de Centros Cívicos y Bibliotecas Municipales en las tardes de agosto.

5.- Incrementar los mecanismos para permitir el acceso durante el verano a un número mayor de instalaciones públicas deportivas y piscinas a personas con dificultades económicas.

6.- Puesta en marcha de cines de verano municipales en todos aquellos distritos en los que en la actualidad no exista esta oferta, con precios populares.

7.- Incrementar de manera urgente el número de fuentes públicas para beber, especialmente en zonas con un alto grado de soleamiento. Incrementar del mismo modo las fuentes que permiten un uso lúdico del agua y el enfriamiento de los espacios públicos.

8.- Incrementar las fuentes que permiten un uso lúdico del agua y el enfriamiento de los espacios públicos. Además de modificar artículo 24.1 de la Ordenanza de Convivencia que prohíbe “el baño, la práctica de juegos o introducirse en ellas” para este tipo de fuentes.

9.- Llevar a cabo un estudio para la ubicación de piscinas públicas fluviales flotantes en el seno de la dársena del Guadalquivir, poniendo en valor y promoviendo de este modo el uso recreativo de nuestro río.

10.- Garantizar un uso racional de los recursos en los edificios públicos, asegurando el apagado de los equipos de climatización en los horarios en los que no haya personal en las dependencias.