Écija Puede-Podemos pedirá al pleno una defensa conjunta de las pensiones públicas

Tags: ,

El Grupo Municipal de Écija Puede-Podemos promueve una moción conjunta de todos los grupos políticos representados en el Pleno de la Corporación para que el Ayuntamiento de Écija manifieste su apoyo y su defensa del actual sistema de pensiones de la Seguridad Social.

Écija Puede-Podemos quiere que todos los partidos con representación municipal apoyen las reivindicaciones de la Plataforma en Defensa de las Pensiones Públicas, un grupo de ciudadanos, ciudadanas y representantes de colectivos a los que une la inquietud por la deriva a la que, con toda intención, se está llevando el futuro de las Pensiones Públicas y que está adherida a la Coordinadora Estatal por la Defensa del Sistema Público de Pensiones.

El principal problema de las Pensiones Públicas hoy es el agotamiento de la fuente de financiación por parte de la Seguridad Social acarreado por las distintas reformas laborales que han supuesto una generalizada reducción de salarios y la precariedad laboral con la consiguiente reducción de cotizaciones y el incremento del paro.

Sin salarios dignos no hay pensiones dignas. A todo esto habría que añadir una encarnizada campaña encubierta que las entidades financieras y las aseguradoras han lanzado a favor de la privatización del Sistema de Pensiones. La Banca y las aseguradoras tienen ante sí un suculento botín, el dinero de las pensiones públicas, 120.000 millones de euros.

Una vez más estamos en presencia de una estafa a las clases populares para enriquecerse a su costa. Se está saqueando el Fondo de Reserva de la Seguridad Social, la llamada “hucha de las pensiones”, habiendo pasado de 66.815 millones de euros en 2011 a 15.020 millones de euros en 2016. Una disminución a la fecha de 51.795 millones de euros. A este ritmo el fondo quedará vacío completamente en 2017.

Ante esta situación ya se oyen voces interesadas que insisten en que la solución a corto plazo está en bajar las pensiones como medidas necesarias para recortar los gastos. Nosotros pensamos que lo que hay que hacer es mejorar los ingresos, pero el gobierno no ha tomado ninguna medida en estos últimos años para aumentarlos, como sería que pagaran más lo que más tienen, como las SICAV, las grandes empresas, las rentas más altas, etc., habiendo forzado una situación que requiere de medidas urgentes.

Ya desde hace algún tiempo, en muchas provincias y comunidades de España, la ciudadanía se está organizando, creando un movimiento social en el que la población, pensionistas de hoy y los del mañana, no podemos dejar de tomar conciencia y ponernos en primera fila en defensa de este crucial pilar del Estado del Bienestar, que es lo que realmente desea dinamitar la banca con el apoyo del gobierno de turno.

Argumentos para la defensa hay muchos y de mucho más peso que los de los defensores de privatizar. La sostenibilidad de las pensiones es un problema político, no económico, concretamente de distribución de la riqueza. La productividad, el incremento de los salarios, las cotizaciones y las aportaciones del Estado vía impuestos son los factores decisivos para la sostenibilidad del sistema público de pensiones.

El gasto, en relación al PIB, a nuestra riqueza, del sistema público de pensiones español es de los más reducidos cuando lo comparamos con el de la mayoría de los países de nuestro entorno. Las pensiones, son un derecho de los ciudadanos establecido en la Constitución. El artículo 50 afirma: “Los poderes públicos garantizarán, mediante pensiones adecuadas y periódicamente actualizadas, la suficiencia económica a los ciudadanos durante la tercera edad”.

Por eso, entre otras cuestiones, Écija Puede-Podemos propondrá al resto de fuerzas políticas con representación en la corporación municipal ecijana, la adhesión y apoyo a las reivindicaciones de la Plataforma Sevillana en Defensa de las Pensiones Públicas, que se concretan, entre otros, en la exigencia de salarios dignos para tener pensiones dignas; la subida de las Pensiones mínimas en 2017 en un porcentaje idéntico al de la subida del SMI, todo ello por justicia y equidad social, y avanzando con ello hacia una pensión mínima de 1.000 euros; el incremento de Pensiones no contributivas y subsidios del 8%; el incremento anual de las Pensiones en porcentaje igual o por encima del IPC, empezando por el 1,9% perdido en 2012; la oposición rotunda a nuevas reformas cuyo objetivo sea bajar las pensiones y su privatización, así como la de los servicios públicos; defender no sólo los derechos de los actuales pensionistas y jubilad@s, sino también los de generaciones más jóvenes; y mantener el Sistema de Pensiones de la Seguridad Social tal como está, y en caso de necesidad recurrir a los Presupuestos Generales del Estado.