Honorato: “El presupuesto contra los pisos cárceles no cubre ni las necesidades de un pequeño barrio de Macarena”

La edil de Participa Sevilla, Cristina Honorato, se ha sumado a las denuncias de una plataforma vecinal de la barriada del Carmen que lleva meses realizando un censo de personas con problemas para subir y bajar a sus casas.

Solo en la barriada del Carmen existen 36 bloques que no tienen ascensor y las ayudas que para los próximos años acaba de presentar el Ayuntamiento de Sevilla prevén dotar de ascensor a 20 o 25 edificios de toda la ciudad. Honorato ha criticado que el Ayuntamiento haya aprobado la partida de algo más de un millón de euros para la instalación de ascensores, pero no sepa ni cuantos edificios en Sevilla necesitan este tipo de actuaciones. “El presupuesto contra los pisos cárceles no cubre ni las necesidades de un pequeño barrio de Macarena”, ha apostillado la edil de Participa.

En este barrio existe 46 edificios, de los cuales solo 10 tienen ascensor. Del resto, la plataforma vecinal ha visitado 21 y ha localizado a 89 personas que sufren problemas para poder salir y entrar a sus casas debido a su elevada edad, problemas de diversidad funcional o de salud, principalmente. “Todo esto se ha hecho de forma muy precaria, pero muestra la realidad del barrio para poder realizar una efectiva actuación. Si las vecinas y los vecinos son capaces de hacer este censo, ¿por qué el Ayuntamiento no es capaz de hacerlo en la ciudad?”, se ha preguntado la edil.

“Realmente solo piden que se cumpla la ley y que cualquier persona con problemas de movilidad pueda entrar y salir de su casa libremente”, según Honorato que ha aprovechado la ocasión para recordar que este 4 de diciembre todos los edificios deberían ser totalmente accesibles. Sin embargo, los planes del Ayuntamiento solo se empezarán a ejecutar a finales de este año 2017.

Esta plataforma vecinal lleva tres meses reuniéndose y visitando edificios para conocer a personas que llevan años sin poder salir de su casa o que tienen graves problemas para salir y entrar. “Hay situaciones escalofriantes. Por ejemplo, durante una asamblea conocíamos que en la misma parroquia de la plaza se celebraba una misa funeral por una mujer que llevaba 10 años sin poder salir de su casa”, ha relatado Honorato.

“Hemos conocido a personas que llevan dos años sin poder bajar de sus casas, hay otro caso en el que hemos visto como tienen que poner cuerdas para poder subir cualquier cosa a su casa. El problema está totalmente invisibilizado, ni siquiera las personas afectadas puedan salir a la calle”, según la edil de Participa. Por su parte, la plataforma para poder denunciar esta realidad está recogiendo firmas e instalando en carteles en las fachadas de los edificios.

“Pedimos los medios suficientes tanto al Ayuntamiento, como a la Junta para que se conozca cuál es la realidad de los pisos cárceles en la ciudad. A partir de ahí habrá que buscar las soluciones necesarias”, ha reconocido la edil, que también ha reclamado otras medidas para facilitar la accesibilidad que no pasen solo por la construcción de ascensores.

“Los ascensores son soluciones a medio plazo, pero también hay otras alternativas más rápidas, como elevadores mecánicos, conocidos como orugas, que se utilizan en supermercados para subir la compra que podría facilitar el distrito al vecindario según las necesidades de estas personas. Se necesitan soluciones urgentes para esta situación tan grave”, ha demandado Honorato.

Por otro lado, la edil de Participa ha reclamado que en estas subvenciones municipales no se puede olvidar incluir un criterio de renta. “Hay muchas familias que no pueden hacerse cargo de la inversión necesaria y necesitan una ayuda de la administración. Aunque es verdad que el nuevo pliego lo incluye”, ha declarado Honorato.

“Se necesitan plantear soluciones urgentes para esta realidad tan grave. Además, se vive totalmente invisibiizada y silenciada y acaba encarcelando a las personas en sus propias casas”, ha concluido Honorato.