Honorato: “hay alternativas ecológicas que solucionarían los problemas de climatización de los centros educativos”

La concejala de Participa Sevilla, Cristina Honorato, ha anunciado que su Grupo llevará a Pleno una moción con propuestas verdes que apuesten por el empleo público, en lugar de continuar con la política de privatización municipal.

Las altas temperaturas en verano y el frío en invierno no son un problema desconocidos para los 118 centros educativos públicos que hay en la ciudad de Sevilla, como se puso de manifiesto en las movilizaciones de las AMPAs de las llamadas ‘Escuelas de Calor’. Un problema que, pese a que la competencia de educación corresponde a la Junta de Andalucía, “el Ayuntamiento se mantiene de brazos cruzados aunque es el propietario de los edificios en los que se ubican los centros educativos y el encargado de su conservación y mantenimiento”, ha señalado la concejala de Participa, Cristina Honorato, que ha visita hoy el CEIP Andalucía para comprobar el estado “desértico” de las zonas de recreo de los niños.

No es el único problema con el que se encuentran todos los días los miembros de la comunidad educativa, que reclaman centros limpios, dignos y accesibles. Una reclamación que Participa ya recogió y llevó a Pleno en julio de 2015, pero que el Gobierno Municipal no llegó a aplicar, según las quejas que este Grupo Municipal recogió a través de la campaña ‘Repara en tu Cole’, que agrupa en red a colectivos sociales, trabajadores y trabajadoras del Ayuntamiento, AMPAs, asociaciones y comunidad educativa en general.

Las quejas que la comunidad educativa lleva expresando todo este tiempo a Participa a través de ‘Repara en tu Cole’ constatan el carácter “desértico” y de falta de mantenimiento de las zonas verdes de la mayoría de centros educativos de la ciudad: falta de sombra, arbolado escaso, techos metálicos que recalientan las zonas de entrada de los edificios, altas temperaturas en las aulas… Una realidad que hace difícil de sobrellevar las altas temperaturas que se viven en Sevilla a partir del mes de mayo, y que no permiten un aislamiento térmico apropiado para mantener la temperatura en las aulas en invierno.

La propuesta de Participa serviría además para dar una respuesta en forma de creación de empleo público a través de la bolsa de peones municipales. Actualmente, el Gobierno de Espadas incumple el acuerdo de investidura, que contemplaba, entre otros compromisos, la remunicipalización de servicios. Lejos de remunicipalizar, adjudica contratos de mantenimiento de zonas verdes a entidades privadas cuando existe un remanente de personal público sin emplear. “La creación de este empleo es posible. No nos vale el argumento de que la Ley Montoro lo impide porque serían planes de empleo propios, con recursos propios, contando con los ahorros generados en la gestión ordinaria del Capítulo I de los presupuestos municipales”, ha señalado la concejala de Participa.

Para Honorato, todas estas propuestas “no deben llevarse a cabo si no es contando con todas las partes afectadas. Estamos en la obligación de defender el trabajo comunitario en red, y no de espaldas a la comunidad educativa y a los trabajadores y trabajadoras. Por eso planteamos al menos dos encuentros al año de la comunidad educativa con la administración para coordinar las actuaciones en los centros”.

Espacios verdes para crecer mejor

En el CEIP Andalucía se va a aplicar un proyecto piloto en colaboración con la red ‘Sevilla por el Clima” y la comunidad educativa que impulsará la revegetación bioclimática del centro, que consistirá en la plantación de árboles y la intervención en estructuras arquitectónicas. Participa, además de pedir el apoyo de la administración para este proyecto, entiende que debe usarse como referencia para replicar esta experiencia en otros centros pero “impulsada por las administraciones local y autonómica.”

A la visita al CEIP Andalucía han asistido también miembros de la bolsa municipal de peones y del área de educación de Participa. Socorro Vidal, que forma parte del área de educación de Participa y que lleva a sus espaldas más de 40 años como educadora y directora del CEIP Arrayanes, ha explicado la importancia de la moción basándose en que “no se puede educar a los niños en guetos que rompan con la realidad social. Estos patios desérticos son lo más parecido a un patio carcelario. Un niño, para desarrollar su sensibilidad, su identidad y su amor por la naturaleza, necesita estar en espacios agradables y verdes”.