Moción de Participa e IU al Pleno para que el Ayuntamiento exija a la Junta la paralización de los recortes en los centros de salud y hospitales durante el verano

Ambas formaciones alertan del deterioro que estas medidas van a provocar en la calidad asistencial del SAS.

Participa Sevilla e Izquierda Unida llevarán al próximo Pleno del Ayuntamiento una moción conjunta, a propuesta de la plataforma ciudadana Marea Blanca, para que la Corporación hispalense muestre su total rechazo a los nuevos recortes asistenciales aplicados por el Servicio Andaluz de Salud (SAS) en la ciudad, coincidiendo con el periodo estival, y para que también exija a la presidenta de la Junta, Susana Díaz, el mantenimiento tanto del personal como de los recursos sanitarios actualmente existentes.

Así lo han anunciado los grupos municipales de IU y Participa en un comunicado conjunto, en el que alertan del empeoramiento que estos recortes provocan en la calidad asistencial de los centros de salud y hospitales, así como del aumento de las listas de espera, al no cubrirse con las correspondientes sustituciones las ausencias del personal que, por su legítimo derecho laboral, está de vacaciones o con permisos en estas fechas veraniegas.

En este sentido, Participa e IU sostienen que “los datos parciales conocidos hasta ahora” hacen pensar que “estamos ante un verano de claros recortes presupuestarios, con bajos niveles de suplencias de personal, por lo que, una vez más, “no se van a poder cubrir las necesidades reales de la población en la mayoría de los centros”.

Y es que el plan de verano del SAS para Sevilla contempla que de los 35 centros de salud existentes, tan sólo 8 permanecerán abiertos por las tardes hasta el próximo 15 de septiembre, repitiéndose así un año más el cierre casi total de las consultas en horario vespertino. Una medida que a buen seguro, subrayan desde Participa e IU, traerá consigo una mayor saturación de las áreas de urgencias.

Además, desde ambas formaciones políticas anticipan que el SAS “volverá a cerrar cientos de camas hospitalarias, quirófanos y otras instalaciones, usando para ello el consabido pretexto de la necesidad de realizar obras”; reformas que en ciertos casos se han revelado como “no ejecutadas o no imprescindibles”, avisan.

Tanto Participa como Izquierda Unida recuerdan, además, que Andalucía ya es la comunidad autónoma con indicadores más bajos en cuanto a gasto sanitario, camas y personal médico y de enfermería por habitante y, al mismo tiempo, recalcan que, con el plan de verano aprobado por la Junta, este déficit asistencial y de plantilla se verá seriamente agravado en los meses de julio, agosto y septiembre.

Del mismo modo, Participa e IU señalan que estos nuevos recortes acontecen tras unos meses densos en conflictos sanitarios en Sevilla, entre los que destacan sucesivas manifestaciones en defensa de una sanidad pública digna, o los encierros de médicos y de personal de mantenimiento que se han llevado a cabo en el Hospital de Osuna y en el Virgen del Rocío, en la capital, respectivamente. Esto pone de relieve, a juicio de ambas formaciones políticas, la “insensibilidad” e “incapacidad” del gobierno andaluz del PSOE para afrontar la actual crisis sanitaria, agudizándose en la práctica la indignación popular al respecto.