Moción de Participa para que se intensifique la lucha contras las amenazas que sufre Doñana

En este sentido, Participa exige una investigación exhaustiva del incendio de Moguer y apuesta por que se potencie la recuperación de los ecosistemas mediterráneos en los montes de Doñana y que se ponga coto a todas las amenazas que sufre este espacio natural, como relataba recientemente la UNESCO.

Por la vía de urgencia, va a presentar Participa Sevilla una moción para que el pleno municipal exija de forma activa una investigación hasta las últimas consecuencias del tremendo incendio forestal iniciado el sábado pasado en Moguer, y que ha afectado de manera importante al Espacio Natural de Doñana.

En esta moción, Participa califica este incendio como “catástrofe”, debido a las dimensiones del mismo y al elevado impacto sobre su flora y su fauna.. Además, realiza un reconocimiento a los y las profesionales del Plan Infoca que se han enfrentado al fuego arriesgando a veces sus propias vidas.

Según se reconoce en la propia moción “es complejo analizar el conjunto de circunstancias que han debido sumarse para que se produzca esta catástrofe”, por lo que es necesario “exigir una investigación exhaustiva para buscar a los responsables directos”.

En la moción, Participa Sevilla se hace eco también de las diferentes voces que aseguran que este incendio viene a ser el remate de la crítica situación en la que se encuentra este valioso ecosistema desde hace tiempo, amenazado por presiones ejercidas desde diferentes sectores.

En este sentido, la moción refleja que hace apenas dos meses que la Unesco dio un ultimátum a España: o toma “medidas urgentes” contra la sobreexplotación del acuífero de Doñana o el espacio protegido puede entrar en la Lista de Patrimonio de la Humanidad en peligro. La UNESCO entonces recriminaba a España que “ni el compromiso de abandonar definitivamente el dragado ni las medidas urgentes necesarias para proteger el acuífero de Doñana se han puesto en marcha de modo satisfactorio”. El almacén gasístico de Gas Natural, la mina de Aznalcóllar y el embalse del Río Agrio tampoco pasaban desapercibidos para el organismo internacional. Además, la UNESCO pedía información sobre cualquier tipo de proyecto agrícola, industrial o comercial que pueda afectar a Doñana en el futuro y que se evalúe globalmente los “impactos acumulados del uso del agua y de desarrollo agrario, industrial y comercial”.

Igualmente, Participa recuerda que en abril la “Iniciativa UPO por Doñana” denunciaba que “las amenazas que se ciernen sobre sus ecosistemas y territorio son muchas: repoblación con eucaliptos, carretera costera, sobreexplotación de acuíferos, pérdida evidente de lagunas y humedales, contaminación por residuos tóxicos mineros, deterioro progresivo de sus ecosistemas…”. Por contra, según esta iniciativa la población local no sale del endémico subdesarrollo socioeconómico.

Ante esta situación, Participa muestra su compromiso por cambiar la política de gestión de los montes de Doñana a partir de un modelo que potencie la recuperación de los ecosistemas mediterráneos y la creación de tejido cooperativo en las zonas rurales, incrementar el apoyo a la producción local frente a los grandes productores y proporcionar a la población salidas que no se basen en el empleo precario.

En este sentido, propone la constitución de una comisión multidisciplinar (con botánicos, forestales, ecólogos, zoólogos, edafólogos, etc.) que establezca un plan de actuación a largo plazo desde el que se diseñen y dirijan las labores de restauración ecológica en Doñana.

Fomentar la respuesta solidaria municipal
En este sentido, la moción presentada por Participa también exige que se mejore la capacidad de respuesta municipal ante este tipo de acontecimientos. Por eso, recuerda al Ayuntamiento su compromiso para facilitar los medios materiales y humanos de los que disponga, así como llevar a la práctica el acuerdo que facilita al personal del Ayuntamiento, el cuerpo de bomberos incluido, participar en proyectos de ayuda humanitaria o solidaridad.