Participa alerta de las negativas consecuencias de la externalización de las entradas del Alcázar

En un comunicado de prensa, Julián Moreno ha apostado por el control directo del Ayuntamiento del servicio de entradas del Alcázar ante las denuncias del propio personal municipal del Real Alcázar, que también han trasladado a Participa los déficits en limpieza, mantenimiento o en la cafetería por las externalizaciones de estos servicios.

“Es inadmisible que la recaudación de ingresos municipales se haga a través de empresas privadas. Debería encargarse siempre funcionarios públicos”, ha manifestado Julián Moreno, edil y diputado provincial de Participa Sevilla ante el “descontrol” que existe en la gestión de entradas del monumento municipal más visitado de la ciudad. En este sentido, desde Participa Sevilla recuerdan que en los últimos años el número de personas que lo visitan ha subido muchísimo, incluso hay quien calcula que hasta un 25% más en cuatro años.

Sin embargo, el edil de la formación verde morada ha lamentado que desde el consistorio municipal no se realice ningún control directo del número real de personas que acceden. “Debería haber tornos en la entrada para contabilizar el número de visitantes, como reclama la propia plantilla municipal. No puede ser que la empresa que lo gestiona nos ofrezca una cifra y el Ayuntamiento no audite en profundidad esas cuentas. ¿Y si estuvieran entrando miles de personas de más al año y la empresa se quedase con esos beneficios?”, se ha preguntado el edil de Participa Sevilla, que ha recordado que la empresa encargada de las entradas ya ha sido condenada por .(confirmar esto) Además, esta misma empresa se encargar de otros servicios como las audioguías, las visitas al Cuarto Real, las visitas teatralizadas o la gestión de entradas por internet.

“La gestión de la venta por internet también es sangrante. Si el pleno municipal fija que las entradas para cualquier sevillana o sevillano es gratuita, ¿por qué esta empresa cobra un euro?, ¿por qué le eleva un euro a quienes compran las entradas si está un precio fijado previamente?”, ha lamentado el edil que ha insistido en que los precios públicos los fija el Ayuntamiento y nunca la empresa privada que ofrece el servicio.

Además, Moreno ha conocido de la mano de integrantes de la plantilla del Alcázar otras deficiencias en el monumento cómo es la falta de personal en el servicio de portería. “Por ejemplo, nos cuentan cómo durante el puente de octubre había días que solo había una persona y se calcula que pudieron acceder unas 8.500 personas y había 14 vigilantes de seguridad”, ha relatado el edil.

“Al igual que en todos los servicios municipales existe un déficit estructural de la plantilla, lo que unido al incremento de visitantes provoca que se hayan tenido que externalizar masivamente todos los servicios”, ha reconocido Julián Moreno, que ha alertado también sobre el importante número de reclamaciones que existen, ya que existe poco personal en portería y es el servicio de vigilancia privado quien atiende a muchos personas sin tener la formación, ni la preparación necesaria.

En este sentido, la plantilla municipal le ha trasladado a Participa Sevilla el déficit de servicios que existen en el Real Alcázar porque falta personal. Denuncian problemas en el servicio de limpieza, de mantenimiento y conservación del propio monumento o el servicio de cafetería. “¿Cuándo va a ser valiente Espadas y defender los intereses de Sevilla y burlar la asfixia financiera de Montoro y del Gobierno del PP?”, se ha preguntado el edil de Participa Sevilla.

Por último, desde Participa Sevilla exigen que se convoque urgentemente el Patronato del propio monumento para debatir allí todas estas problemáticas, así como el resto asuntos pendientes. En este sentido, la formación municipalista recuerda la falta de información sobre la apertura de la cripta, la obra en la Puerta del León o de la compra de las casas colindantes con el Patio de Banderas. Además, exigen al equipo de Antonio Muñoz que aclare a dónde se va a destinar definitivamente los dos euros del incremento de la entrada, así como las medidas tomadas para la diversificación de las propias entradas.