Participa alerta de que, más de un año después de su licitación, las obras de la piscina Virgen de los Reyes no han empezado

Ni siquiera la empresa concesionaria ha solicitado en la Gerencia de Urbanismo la correspondiente licencia de obras. De esta forma, las obras previsiblemente no se iniciaran antes de la finalización del mandato, fecha en la que Gobierno de Espadas quería inaugurar estas instalaciones.

“La bochornosa actuación del Gobierno de Espadas con la piscina Virgen de los Reyes de la Macarena sigue sumando nuevos capítulos”, ha manifestado Cristina Honorato, en un comunicado de prensa en el que Participa Sevilla ha denunciado que desde que el IMD adjudicó en febrero de 2018 a Forus Deporte y Salud la construcción y explotación de este centro deportivo, ni siquiera la empresa ha solicitado la correspondiente licencia de obras en la Gerencia de Urbanismo.

El vecindario de la Macarena vio como en 2014 se cerraban estas instalaciones por la pésima gestión de las dos anteriores empresas que gestionaban estas instalaciones y la falta de control municipal para garantizar un correcto servicio público a la ciudadanía. “El Gobierno de Espadas, en este sentido, no se ha diferenciado en nada al de Zoido”, según Honorato, ya que el regidor socialista ha vuelto a apostar por la gestión privada de este centro y sin ningún tipo de control, ni de fiscalización por parte de los responsables municipales.

En octubre de 2017, cuando el IMD aprobaba los pliegos de la nueva concesión administrativa y correspondiente privatización, gracias a los votos de PSOE, PP y Ciudadanos, anunciaba un plazo de 15 meses para su apertura, de forma que se aseguraba que se abriría en 2019, preferiblemente antes de las elecciones municipales de mayo.

“Sin embargo, 17 meses después eso no se ha cumplido y ni siquiera han empezado las obras, ni tienen licencia para ello”, ha apostillado Honorato, que ha exigido que se tomen las medidas legales correspondientes y se sancione a la empresa concesionaria por el grave incumplimiento del contrato, lo que podría suponer una multa de hasta 3.500 euros. Desde febrero de 2018

“Nos dijeron que la privatización de la gestión de la piscina era la forma más eficiente y rápida de devolver estas instalaciones al barrio. Mentira. Una vez más hemos perdido una oportunidad para apostar por lo público y defender los intereses de la ciudadanía”, según Honorato, que el Gobierno de Espadas también tenía encima de la mesa una propuesta para que recurriera a una cooperativa de servicio público y apostara, a la vez, por la integración laboral de personas que tienen grandes dificultades para ello.

En 2017, el Gobierno de Espadas advertía del grave deterioro que habían sufrido las instalaciones por su inactividad. “¿Qué han hecho en todos estos meses para evitar que continuara este deterioro? ¿Ha pagado la empresa concesionaria el canon anual de 305.000 al que se comprometió? ¿Realmente la empresa concesionaria va a llevar a cabo las obras para reabrir estas instalaciones públicas?”, se ha preguntado la edil de Participa.

Por último, Honorato ha advertido que el retraso de las obras no solo se deben a la ausencia de solicitud de la correspondiente licencia de obras en Urbanismo, sino que ni siquiera el Consejo de Gobierno del IMD ha aprobado el Proyecto Básico de las nuevas instalaciones. “Con una gestión pública cien por cien, hoy nos encontraríamos en una situación muy diferente y el vecindario podría disfrutar de estas instalaciones municipales en muy poco tiempo”, ha manifestado para concluir el comunicado la edil de Participa.