Participa alerta de que más del 90% de demandantes de vivienda pública no pueden optar a las viviendas del nuevo programa de Alquiler Asequible

Denuncia que el Gobierno de Espadas hizo trampas al hacer públicos las condiciones para optar a este nuevo programa de vivienda pública.

“Siempre hay que fijarse en la letra pequeña después de un anuncio a bombo y platillo del Gobierno de Juan Espadas en materia de vivienda”, ha reconocido Cristina Honorato, portavoz adjunta de Participa Sevilla, después de estudiar en profundidad el recién presentado Programa de Alquiler Asequible del Gobierno socialista.

Según advierte Participa Sevilla, cuando el Gobierno municipal dice que “el precio del alquiler nunca superará el 25% de los ingresos de la unidad familiar” no quiere decir que el alquiler se adecuará a la renta de las personas inquilinas, sino que no podrán acceder a estas vivienda aquellas unidades familiares que no demuestren ingresos 4 veces superiores a la renta establecida. De esta forme se excluye a más del 90% del Registro Municipal de Demandantes de Vivienda y a la mayoría de las personas jóvenes.

“Los datos hablan por sí mismos”, según Honorato. Para una vivienda de 60 m² útiles, se tendrá que abonar una renta entre 392 y 549 euros, lo que exigirá demostrar unos ingresos mínimos de entre 1.569 y 2.196 euros al mes. Esto supone establecer como requisito un límite inferior de ingresos de entre 2,5 y 3,5 veces el IPREM, condición que sólo cumplen el 7% y el 1,6% respectivamente, de las más de 34.000 personas demandantes de vivienda inscritas en el Registro Municipal. Es decir, se excluye a más del 93% y del 98%, respectivamente, de los demandantes de poder acceder a estas viviendas protegidas.

Por otro lado, para viviendas de 75 m² útiles, supondrá una renta de entre 490 y 686 €, con lo que para poder alquilarla se tienen que demostrar ingresos mensuales superiores a 1.960 y 2.746 euros respectivamente. Incluso para la vivienda más pequeña -50 m² útiles-, se requerirán unos ingresos mínimos que deberán superar los 1.308 y 1.831 euros.

Un programa excluyente

El Programa de Alquiler Asequible del gobierno de Espadas pone de manifiesto nuevamente “a quién van dirigida las políticas de vivienda de este gobierno, pero sobre todo, indica claramente a quien no se dirigen, a quienes excluye de satisfacer el derecho a vivienda digna y adecuada que marca la Constitución”, ha lamentado Cristina Honorato, quien también ha mostrado su preocupación porque en este programa Espadas se haya olvidado de quienes reciban ayudas al alquiler, pero a pesar de sus rentas inferiores no podrían optar al programa de “Alquiler Asequible”.

Este nuevo programa pretende incentivar la promoción privada de vivienda en alquiler en suelos calificados para vivienda protegida, asegurando a los promotores que sólo tendrán que aceptar a a quienes tienen ingresos elevados. “Si bien aplaudimos que se impulse la vivienda en alquiler, nos parece un agravio que se haga impidiendo el acceso a la población que más lo requiere y, además, obligarles a realizar grandes esfuerzos para pagar rentas a precio de mercado”, según la edil de Participa Sevilla.

La trampa del 25% de los ingresos

Una reivindicación histórica de los movimientos sociales, y también de nuestro grupo municipal, es que ninguna unidad familiar tuviera que pagar más del 25% de su salario por el alquiler de una vivienda. “El gobierno de Espadas lo utiliza de forma perversa. Anuncia que nadie pagará más del 25 % de su salario por la renta de estas viviendas, pero lo que no dice es porque se excluye del programa a todas las personas demandantes de vivienda cuyo salario no sea 4 veces superior al importe de la renta”, ha manifestado Honorato.

Además, la formación verde morada advierte que de esta forma se protege a los promotores privados y les asegura que sólo tendrán inquilinos muy solventes. “Con esta condición eliminan a todas las personas demandantes que no cumplen este requisito, es decir más del 90% de las inscritas en el Registro Municipal”, ha aseverado para concluir la edil.