Participa alerta de un nuevo desahucio en el que no se ha activado el protocolo de los juzgados

Según ha denunciado, Cristina Honorato mañana, miércoles 26 de abril, está previsto un nuevo lanzamiento a las 10 horas en la calle Aurelio de la Viesca número 12, en la  barriada de Cerro del Águila. Finalmente, a última hora de la tarde se comunicaba la suspensión de este lanzamiento. 

“Semana tras semana volvemos a repetir lo mismo. El Ayuntamiento de Sevilla no aplica las herramientas políticas que tiene actualmente para luchar contra los desahucios y el drama personal que supone para las miles de personas que en Sevilla están afectados”, ha reconocido Honorato, en un comunicado de prensa en el que ha alertado que mañana jueves dos personas van a ser desalojados de la casa que actualmente habitan. Las dos están en paro desde hace tiempo y una de ellas ha sufrido dos ictus en los últimos meses y ahora tiene graves problemas de movilidad.

El protocolo que el Ayuntamiento de Sevilla firmó con el decanato de los juzgados serviría para que según se conozca una demanda judicial que puede acarrear un lanzamiento, los servicios sociales serían informados. “En estas situaciones, es fundamental actuar con la mayor previsión de tiempo. Sin embargo, a horas de un nuevo lanzamiento los servicios sociales municipales no tienen muy claro cómo van a responder”, ha explicado Honorato, que ha celebrado que se haya suspendido previamente.

En esta ocasión, ambas personas deben varios alquileres desde hace meses, por lo que tienen una orden judicial para que este jueves a las 10 horas se produzca su desalojo, que a última hora se ha suspendido. “Si existiera un parque de vivienda pública, no se verían con la amenaza de quedarse en la calle. Sin embargo, la falta de voluntad política de Espadas para que se garantice el derecho a la vivienda digna en Sevilla lo impide”, ha denunciado Honorato.

Las personas que van a ser ahora desahuciadas en el Cerro del Águila son un claro ejemplo que visibiliza las carencias de los servicios sociales municipales. Aunque actualmente viven en el Cerro del Águila y están siendo asistidos por la UTS de la calle Tarragona, han estado durante mucho tiempo sin ningún tipo de asesoramiento allí por no estar empadronados en la calle Aurelio de la Viesca. “La burocracia no puede convertirse en una auténtica losa cuando hablamos de derechos humanos. ¿Por qué la Administración no puede encontrar alternativas para trabajar en casos como este”, se ha preguntado la edil de Participa Sevilla para concluir.