Participa apuesta por garantizar el programa de Ayuda a Dependencia municipal los 12 meses del año

Después de reunirse con un grupo de trabajadoras del programa de refuerzo municipal de Ayuda a la Dependencia, Cristina Honorato ha pedido que se garantice, de una vez por todas, que este refuerzo se desarrolle todo el año.

“No nos podemos permitir el lujo de que durante más de cuatro meses al año se suspenda el programa de refuerzo del servicio de Ayuda a la Dependencia”, ha reconocido Cristina Honorato, que ha exigido a los Gobiernos del PSOE en la Junta y en el Ayuntamiento que dejen de poner “excusas burocráticas” y les ha reclamado “voluntad política” para ofrecer el programa para el desarrollo de las competencias en materia de dependencia de los servicios sociales comunitarios durante los 365 días del año.

La reivindicación del cambio de modelo se produce después de que un año más el programa de refuerzo a la Ley de la Dependencia se paralice en la ciudad durante varios meses. En esta ocasión, el pasado 7 de diciembre se acabó el contrato de las 26 personas que lo realizaban, quienes esperan todavía a que se cumpla el compromiso del Ayuntamiento para que se realicen estas contrataciones y continúe el programa. “Cómo cada año el servicio se ha suspendido y se excusan en cuestiones administrativos para evitar que paralizara en diciembre”, según ha manifestado la edil de Participa.

Además, desde Participa Sevilla recuerdan que esta misma lógica de las políticas sociales del PSOE es la responsable de la paralización también del Programa de Prestaciones Complementarias (PPC) que ha provocado que miles de personas se queden sin estas ayudas en Sevilla. “Es inaceptable que un gobierno que se dice de ‘izquierdas’ actúe con estas lógicas de maltrato institucional a la ciudadanía”, según Honorato.

Por otro lado, la edil también ha resaltado la situación de ‘colapso’ que sufren los servicios comunitarios de Sevilla por la falta de personal. “La paralización de este programa de refuerzo acentúa aún más esta situación, conocida por las famosas colas de la vergüenza”.

‘Estrés en las trabajadoras y en las familias’

“Esta paralización anual del programa de refuerzo causa una situación de estrés, tanto en las propias trabajadoras afectadas, como en todas las personas que reciben su asistencia”, ha resaltado Honorato, que reconoce como durante la reunión con las trabajadoras ellas resaltaban que Junta y Ayuntamiento intentan alargar el chicle de los procesos burocráticos para finalmente recortar en servicios sociales.

Junto al estrés por la falta de personal, esta paralización supone agravar la situación de las personas con menos recursos. “No solo se paraliza el servicio, sino que tras su restauración hay que reiniciar procesos que ralentizan aún más los servicios de Ayuda a la Dependencia”, según  Honorato.

“Se olvidan que no hablamos de números, sino de derechos que afectan a quienes menos recursos tienen”, ha manifestado Honorato para concluir el comunicado en el que Participa Sevilla exigía que se realicen los nuevos contratos y que ningún año más se repite este parón.