Participa apuesta por trasladar las instalaciones de la grúa a una zona industrial

De esta forma, la formación verde morada respalda las exigencias de la Asociación de Vecinos Jardines de Hércules.

“No hay que echar a pelear a unos barrios contra otros para ver quien asume unas instalaciones que a nadie le gustaría tener en la puerta de su casa”, así se ha manifestado Julián Moreno, concejal y diputado provincial de Participa Sevilla después de reunirse con la Asociación de Vecinos de los Jardines de Hércules.

Un encuentro mantenido después de hacerse pública la intención del gobierno municipal de desmantelar las actuales instalaciones de la grúa municipal en el entorno del parque de Los Príncipes (Los Remedios) y trasladarlos a los Jardines de Hércules (Bellavista). “Este servicio municipal debe estar lo más céntrico posible, pero a la vez no insertado en una zona residencial”, ha declarado Moreno, que ha incidido en que la mayoría de las intervenciones de la grúa se realizan en la zona centro, así como en Triana y en Los Remedios.

En este mismo comunicado de prensa, Moreno ha reconocido que no tiene ningún sentido poner estas instalaciones junto a viviendas y apuesta por trasladarlo a zonas industriales. “Las instalaciones de la grúa van a crear problemas de contaminación acústica, de movilidad y medio ambientales”, según Moreno, que ha exigido al Gobierno municipal a que haga pública, de una vez por todas, el informe técnico y medioambiental que dice tener para justificar esta ubicación.

“La asociación de vecinos lleva reclamándolo desde hace meses y no les entregan nada. ¿Realmente existe ese informe? A la asociación sí le ha dado tiempo a tener su propio informe que alerta de riesgos sociales y medioambientales, así como la prohibición de establecer en una zona calificada de urbana residencial, según el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) vigente”, según el edil, que ha criticado el oscurantismo y la prepotencia del delegado de Seguridad Juan Carlos Cabrero al informar y relacionarse con este grupo vecinal.

En esta visita a la zona, Moreno ha comprobado cómo no solo afectaría al vecindario, sino que también puede afectar a unos huertos que existen cercanos. “También están muy preocupados porque se temen que en la parcela haya restos de amiantos y no conocen qué medidas tomaría el consistorio para que no puedan existir peligros para la salud pública”, ha declarado Moreno. Igualmente, también ha comprobado los problemas de movilidad que sufrirá el entorno del colegio adyacente, que también respalda la petición para que la grúa municipal no se instale en esta parcela.

Igualmente, el edil ha reclamado al Gobierno municipal que escuche las demandas vecinales y aproveche la oportunidad para instalar en esta parcela equipamiento público que el barrio necesita  como un centro de salud.