Participa califica de ‘antidemocrático’ la censura del lazo amarillo en la banda sinfónica municipal

Susana Serrano exigirá explicaciones en el próximo pleno municipal al delegado Juan Carlos Cabrera por la censura a las protestas de la banda sinfónica, que pasa por “uno de sus peores momentos” debido a los continuos recortes del presupuesto municipal.

Como se pudo comprobar anoche, durante el concierto de la banda sinfónica en el pregón de la velá, ésta no pasa por su mejor momento. “Por un lado, estos  profesionales se quejan, con razón, de la falta de personal y, por otro lado, cuando han empezado sus movilizaciones ha respondido censurando sus protestas y movilizaciones.

“De esta forma, el líder socialista ha pasado de apoyar las reivindicaciones de la banda cuando estaba en la oposición y denunciar su falta de personal, ha realizar una especie de caza de brujas contra quienes lucen en su indumentaria un lazo amarillo”, según Serrano, que ha recordado que la situación de falta de personal se produce por los continuos recortes de PP y PSOE en gasto público y la tasa de reposición cero que impone la ley Montoro.

En 2013, Espadas calificaba de “abandono” el estado de la Banda Sinfónica y pedía a Zodio que mejorara la interlocución para lograr un acuerdo. “Ahora mismo no solo el acuerdo no llega, sino que existe una circular municipal que impide cualquier tipo de reivindicación de la banda en sus actuaciones. La particular ley mordaza del delegado Cabrera, que ya sabemos que nos prefiere calladitas y sin realizar ningún tipo de protesta”, ha alertado Serrano.

Según ha comprobado Participa Sevilla, existe un escrito firmado por el Jefe de Servicio que da traslado de una orden del Concejal Delegado de Fiestas Mayores Juan Carlos Cabrera que dice: “Sin embargo, el gobierno municipal en vez de atender las justas demandas de los músicos contestó con una orden prohibiendo los lazos: “En las actuaciones de la Banda Sinfónica Municipal de Sevilla, queda prohibido al personal adscrito a dicho servicio lucir con fines reivindicativos complementos en su uniformidad de tal manera que afecten a la imagen corporativa de la formación”.

“Es un nuevo ataque a las libertades fundamentales del delegado Cabrera”, ha reconocido Serrano, que ha recordado en el comunicado de prensa que él fue el responsable del violento desalojo de ex trabajadores de Lipasam y de concejales de Participa y de IU del Ayuntamiento.

Una banda bajo mínimos

Las protestas de la banda están, principalmente, motivadas por los graves recortes en la plantilla. En nuestra ciudad la banda sinfónica tiene una plantilla de 40 personas y se estima que cómo mínimo harían falta 55 músicos. Sin embargo, en otros municipios similares, estas orquestas cuentan con más de 70 músicos y en algunas ciudades alcanzan la cifra de 100 integrantes. “Mientras que Sevilla presume de ser la primera ciudad de la música, abandona totalmente a su banda sinfónica”, ha manifestado la edil sevillana.

Por último, Serrano ha trasladado “la preocupación que existe en el mundo cultutal por el destino de esta banda que es una referencia internacional por su calidad y por constituir la banda más antigua de España (1850)”. “Si no se cubren las plazas vacantes en un plazo cercano corre el peligro de desaparecer”, ha concluido Serrano, que espera que en el próximo pleno el Gobierno de Espadas anuncie un cambio de rumbo en la banda sinfónica municipal.