Participa celebra el anuncio de cambio de dirección y de modelo en la Bienal de Flamenco

Tras el anuncio del próximo cambio en la dirección de la Bienal, Susana Serrano ha recordado las denuncias que en los últimos meses ha realizado este grupo municipal ante la falsedad de las cuentas de la última edición, así como sus grandes lagunas y errores en programación.

“Casi se ha cumplido un año desde que empezamos a denunciar las grandes deficiencias y los errores de organización que tuvo la última edición de la Bienal”, ha reconocido Susana Serrano tras el anuncio en el pleno de Sevilla por parte de Antonio Muñoz del cambio en la dirección de la Bienal de Flamenco. En este sentido, Serrano ha destacado que al fin, Antonio Muñoz ha reconocido lo que Participa Sevilla denunciaba y ha tomado una decisión al respecto. Ahora es el momento de seguir profundizando en un nuevo modelo de Bienal, recogiendo todas las propuestas que realizan los profesionales del flamenco. “Este es un primer paso para repensar un modelo que hacía aguas, cuando es precisamente uno de los eventos culturales más importantes de la ciudad”, ha apostillado la portavoz del grupo.

En agosto de 2016, Participa Sevilla ya denunció la suspensión de la inauguración a cargo de Rafael Riqueni, como era lo más probable por su situación personal, quedando sustituido por ‘La Guerra de las Mujeres’, espectáculo ya estrenado en Mérida, que a pesar de su calidad no es lo que se espera de una Bienal de Flamenco que espera ser un referente. Del mismo modo, se suspendieron las actuaciones de Merche Esmeralda o Pitingo, así como dos de las fechas del Ballet Nacional de España. En nuestra denuncia advertimos de que a diez días del inicio del evento todavía no se habían firmado la mayoría de los contratos de los espectáculos que habían sido presentados en febrero, con la inestabilidad que esta situación generaba.

Los graves problemas de gestión continuaron meses después con el gran retraso en el pago a los diferentes artistas y proveedores, así como la presentación de unas cuentas falsas ante la petición que este grupo municipal realizó en la Comisión de Ruegos y Preguntas. “Ya podemos afirmar que los números ofrecidos a nuestro grupo municipal no se correspondían con la realidad. Las pérdidas con respecto al año anterior son mayores, unos datos muy diferentes a los que se hicieron públicos en prensa días después desde la propia Bienal”, según Serrano.

Después de la auditoría que ha realizado Participa Sevilla, en la que ha contado con copia de todos los expedientes de esta edición 2016, se confirma que los números reales no coincidían con la memoria económica que la organización de la Bienal nos facilitó el 20 de abril de 2017.  Como por ejemplo, los ingresos correspondientes a dos de los convenios, uno de ellos incluso había expirado en el mes de diciembre, o la factura de la SGAE era el doble de lo anunciado. Por tanto, el tanto por ciento del INAEM tampoco sería la aparece en la memoria, porque se está basando en unas cifras irreales. Además, de otras sorpresas que nos hemos encontrado al revisar los cachés de los artistas, en los que algunos se veían favorecidos por la actual dirección.

Cambio de modelo de la Bienal

Antes del inicio de la última Bienal de Flamenco, Participa Sevilla ya denunció el continuismo con el modelo del PP que estaba llevando a cabo Antonio Muñoz. “Apostamos porque la Bienal deje de ser un programa del ICAS y que logre la autonomía que le corresponde a un evento de estas características. Creemos que se debe solicitar un mayor apoyo desde las diferentes instituciones que actualmente la respaldan, buscando mayores y mejores patrocinios. Por otro lado, proponemos que en su estructura se separen la dirección artística de la gerencia, tal como ya apuntan numerosas voces dentro del flamenco”, según la edil.

En este sentido, Serrano pide que “la próxima dirección artística debe ser seleccionada por una convocatoria pública de proyectos e, incluso, vemos interesante que cambie en cada edición para ofrecer oportunidades a diferentes profesionales y enriquecer el evento con la diversidad de propuestas que ofrecen las diferentes sensibilidades dentro del flamenco. Esta nueva dirección deberá trabajar por conseguir una mayor autonomía”, según Serrano.

“Es el momento de reiniciar la Bienal y trabajar por un modelo que contemple cambios en profundidad. No será un cambio de la noche a la mañana, pero ya hemos empezado por el buen camino”, ha resumido Serrano, que también ha alertado de la necesidad de que los diferentes partidos políticos no interfieran en el desarrollo de tan importante cita. “Todas nuestras propuestas van de la mano delos profesionales y artistas del flamenco, a los que hay que escuchar más. Nuestra labor es facilitar la proyección de la Bienal y garantizar que no se caiga en malas prácticas asociadas a la permanencia durante un largo periodo de los mismos responsables o por las posibles injerencias externas al mundo del flamenco”, ha concluido la portavoz de Participa.