Participa denuncia la “chapuza” del asfaltado en los aparcamientos de la calle Éfeso

La formación verde morada alerta que este caso visibiliza a la perfección las graves consecuencias que tiene licitar los contratos municipales bajo un criterio únicamente economicista, obviando las clausulas sociales y medio ambientales que deberían incluirse en la contratación pública.

“Cuando en la contratación pública solo prima el presupuesto más barato, las consecuencias son muy caras para la ciudadanía”, ha reconocido Julián Moreno al comprobar como el asfaltado de los aparcamientos de la calle Éfeso (San Pablo) se encuentra en un pésimo estado tan solo unos meses después de que fuera renovado.

Este trabajo tenía un presupuesto estipulado de 203.869,45 euros, pero se licitó por solo 118.580 a mediados de agosto de 2017. Lo que “supone una baja del 41,84% respecto al tipo de licitación”, según se recoge en el propio expediente municipal de esta licitación que se realiza bajo la modalidad de “negociado sin publicidad”.

“Lo barato sale caro. Y en esta ocasión, desgraciadamente, estamos ante un clarísimo ejemplo de ello”, ha denunciado Moreno. En esta ocasión, nos encontramos ante una situación que no se pueda considerar legalmente una baja temeraria, “pero la gente de San Pablo está sufriendo las negativas consecuencias que tiene la contratación de servicios municipales a la empresa que más barato ofrece el servicio”.

Como alternativa, Participa Sevilla apuesta por aplicar las clausulas sociales y medio ambientales en las contrataciones públicas frente al actual criterio de conceder las licitaciones al precio más barato. “Las clausulas sociales no se aplican prácticamente en ninguno de las licitaciones municipales de Sevilla y las consecuencias son muy negativas como hemos podido comprobar en esta situación”, según Moreno, que puntualiza que estas cláusulas que el Gobierno de Espadas anunció a bombo y platillo solo se han aplicado, y tímidamente, en algunos macro contratos.

“En cualquier licitación, por pequeña que sea, se debería valorar la calidad de los materiales, potenciar las mejoras presentadas en vez de las rebajas de precio y puntuar positivamente a aquellas empresas que tengan mejores condiciones laborales para su plantilla”, ha propuesto el también diputado provincial.

“¿Quién va a pagar la nueva reparación de este asfaltado?”, se ha preguntado Moreno, que ha también para concluir ha exigido al consistorio hispalense que reclame a la empresa que ganó la licitación para que arregle por motu propio esta zona de aparcamiento que en menos de un año ya está totalmente dañado.