Participa denuncia las graves inundaciones y filtraciones que sufre el CEIP García Lorca

Debido al mal estado de las instalaciones de este colegio municipal, el sótano se encuentra habitualmente inundado por no tener la suficiente pendiente hacia el desagüe y, además, está inutilizado por no tener una salida de emergencia.

“El CEIP García Lorca reúne la gran mayoría de las demandas que todos los colegios sevillanos tienen. Un colegio en el que se puede comprobar el poco interés municipal por lograr una escuela pública y de calidad”, así ha resumido Cristina Honorato la visita que ha realizado a este colegio del barrio de San Jerónimo dentro de la campaña ‘Repara en Tu Cole’.

Tras la visita, Honorato ha denunciado que en este centro existen barreras arquitectónicas, hay problemas con la limpieza, ya que no existen limpiadores de mañana y sufren continuos incidentes por la falta de mantenimiento del centro. “Hace ya casi dos años que el Gobierno de Espadas se había comprometido a poner fin a estos problemas en los centros educativos, pero ahí siguen”, ha denunciado la edil, que también ha comprobado como en este colegio se sufren temperaturas extremas durante estos días estivales

Pero, lo que no esperaba encontrarse la portavoz adjunta de de Participa Sevilla en este centro era un sótano repleto de filtraciones e inundado por el mal estado de las cañerías. “Es totalmente impresentable que este problema exista desde hace años y el Ayuntamiento no le haya encontrado ninguna solución”, ha denunciado Honorato, que pudo ver como el agua se filtra por las cañerías rotas de la única fuente del colegio o como los continuos atascos y roturas en las cañerías de unas instalaciones obsoletas provocan en los baños del colegio un mal olor constante.

Actualmente, este sótano ya no sirve ni como un almacén, aunque hace años era utilizado como espacio deportivo hasta que  por falta de accesos seguros se clausuró. “Se ven restos de agua por prácticamente todos los rincones. Ni siquiera se limpia desde hace tiempo”, ha reconocido Honorato tras su visita al centro educativo.

Una vez más, Honorato ha denunciado el desinterés del Gobierno de Espadas por coordinar y evaluar el estado de colegios municipales para dar una respuesta certera a las necesidades que tienen los centros municipales. “La comunidad educativa nos ha narrado como el día que se cayó un árbol en el patio, tanto el centro como el AMPA dio aviso, pero a fecha de hoy todavía nadie había ido a retirarlo. Ni el caído, ni los que permanecen muertos en el patio ¿Tendrá que esperar a que dañe a algún estudiante?”, según ha relatado Honorato, que en el centro educativo se entrevistó tanto con madres de estudiantes, como con personal docente.

“El patio del centro tiene un aspecto desértico. En mayo del curso pasado, nos cuentan cómo se sembraron unos 20 árboles. Durante los meses de verano, no hubo un mantenimiento por parte del Ayuntamiento y como consecuencia muchos de ellos están muertos y ahí continúan. Además, en el comedor, no hay ningún tipo de ventilación y en las aulas la temperatura es insoportable estos días”, ha denunciado Honorato, que también ha criticado la medida del Gobierno de Susana Diaz de permitir las ausencias en las aulas ante las altas temperaturas. “¿Esa es la mejor solución? Si nadie va a clase, nadie podría sufrir una lipotimia. Pero no ofrece ninguna alternativa para que estas situaciones no se vuelvan a repetir cada curso”, según la edil de Participa.

En este centro, además su comunidad educativa denuncia la mala gestión de los recursos que se realiza. Según esta denuncia, no todas las aulas se pueden cerrar por lo que la calefacción tampoco es efectiva en todas las clases y en la mayoría de las ocasiones durante los meses de vacaciones no se apaga, ya que el temporizador no funciona. Como consecuencia cuando se retoman las clases el combustible está agotado y los alumnos se quedan sin calefacción hasta que se realiza una nueva carga. “No siempre es un problema de falta de recursos, sino de mala gestión y de poca preocupación por el estado de los servicios públicos. En el centro, existen unas placas solares que están instaladas, no para el uso y disfrute del colegio, sino para almacenar energía que el Ayuntamiento luego vende a Endesa. “Nos gustaría saber en qué beneficia eso al colegio”, ha apostillado Honorato.

Un gimnasio muy pequeño y sin servicios, una parte del vallado en mal estado, azulejos rotos que continuamente hay que ir sustituyendo parcialmente, falta de poda en los árboles situados en un patio interior, mal estado del acerado, falta de escenario en la Sala de Usos Múltiples, no está abierto por las tardes. Son algunas del resto de demandas que desde hace años reclaman al Ayuntamiento, pero que no se han cumplido.