Participa denuncia que Espadas ignore al Patronato del Alcázar y las demandas de sus trabajadores

Por segunda vez en lo que va de año, la formación verde morada pidió el apoyo de otros grupos políticos (Ciudadanos e IU) para exigir que se reúna de forma extraordinaria el patronato del Real Alcázar, que lo hará el próximo 10 de octubre para abordar la situación de sus trabajadores, la gestión de la venta de entradas, así como la propuesta de subida de las tarifas anunciadas por el Gobierno en prensa.

Acumulación de horas extras que impide cubrir los eventos de los fines de semana y festivos; mínimo mantenimiento y conservación del palacio y los jardines; o problemas de seguridad son las quejas que desde hace meses realizan los trabajadores del Real Alcázar y por lo que en los últimos días se movilizaron. Como reconocimiento a sus demandas Participa ha exigido la celebración de un nuevo patronato. “Afrontan una situación crítica con total indiferencia del Ayuntamiento que desde hace meses no toma las medidas eficaces ni necesarias, ni informa al propio Patronato. Además, un asunto como este requería de una mayor celeridad en sus soluciones”, ha reconocido Susana Serrano, portavoz de Participa Sevilla en el comunicado en que han anunciado la petición urgente y extraordinaria del Patronato del Real Alcázar en el que se escuche a sus trabajadores.

“La pésima gestión que está realizando el Ayuntamiento de esta situación, ha hecho que estos trabajadores hayan decidido simplemente cumplir su horario laboral. De esta forma, en el último fin de semana sus puestos los tuvieron que improvisar guardias de seguridad. Ya no pueden más. Esta situación es insostenible”, según Serrano. “El Real Alcázar es calificado habitualmente como la ‘joya de la corona’ del turismo sevillano. Pero cada vez más es reconocido por ser la ‘joya de la corona’ en los abusos laborales en el Ayuntamiento de Sevilla”, ha denunciado la portavoz de Participa, que ha recordado también la histórica subida de visitantes que ha tenido este monumento en los últimos años.

Los trabajadores del Alcázar no solo denuncian sus abusos laborales, sino que denuncian el poco control que se realiza de las taquillas. “Es un servicio que no entendemos que esté externalizado e, incluso, dudamos de que esto se pueda realizar de acuerdo a la legalidad”, ha reconocido Serrano que en el próximo patronato quiere conocer cuál es la realidad de este sistema de venta de entradas. La falta de control sobre los servicios externalizados es habitual en las administraciones públicas, como ha visibilizado el caso Fitonovo o el de las audioguías en la Alhambra de Granada. “Necesitamos extremar al máximo los controles sobre la venta de entradas, ya que la empresa investigada por el caso de las audioguías de Granada es la misma que gestiona el sistema de ventas por internet del Alcázar”, ha denunciado Serrano

Tanto los problemas laborales de la plantilla del Alcázar como los problemas con la gestión de la venta de entradas no es la primera vez que son denunciados por Participa Sevilla. Lo que sí tendrá que tratar por primera vez es la subida de la entrada que el Gobierno ha anunciado en prensa. “Sin ningún tipo de consenso, ni de información el ayuntamiento ha decidido unilateralmente subir esta tarifa. ¿Para qué entonces sirve este patronato?”, se ha preguntado la portavoz de Participa, que ha concluido el comunicado haciendo un llamamiento al Ayuntamiento para que abra el debate de la tasa turística como anunció hace unos días y después habría cerrado por órdenes de Susana Díaz.