Participa denuncia que Espadas incumple los acuerdos sobre vivienda vinculados a los presupuestos de 2017

Además, la formación verde morada critica que un mes después del desalojo de Raquel y Jesús de una vivienda municipal el 19 de julio, el Ayuntamiento no ha sido capaz de encontrar una alternativa habitacional para esta pareja y sus tres hijos.

Raquel, Jesús y sus tres hijos fueron desalojados de la vivienda de EMVISESA que ocupaban en Torreblanca el pasado 19 de julio. Ahora más de un mes después, siguen en un hostal que no cumple las condiciones más básicas para la vida de una pareja y sus tres hijos menores de edad. “Sin ningún tipo de alternativa habitacional digna, sin ningún tipo de interés por su situación por parte del Gobierno municipal”, ha denunciado Cristina Honorato, tras reunirse con Raquel y Jesús para conocer si se estaban cumpliendo los compromisos del Gobierno de Espadas para garantizar el derecho a una vivienda digna en Sevilla.

“Una vez más, y ya hemos perdido la cuenta del número de veces, el Gobierno de Espadas se muestra totalmente impasible ante el drama de la vivienda en Sevilla. Solo promete cosas y firma acuerdos que después no se ejecutan”, ha advertido la edil que ha recordado a Espadas que en marzo, en el proceso de aprobación de los presupuestos, firmó un acuerdo con Participa Sevilla para acabar con los desalojos en la empresa municipal de la vivienda y poner en marcha una mesa de negociación que abordara la ocupación ilegal de pisos públicos. “Sin embargo, en Madrid ya se está llevando a cabo esta medida y la empresa municipal se ha comprometido a acabar con los desalojos. ¿Por qué aquí no se dan los mismos pasos?”, según Honorato.

Esta mesa debería haber estado conformada en mayo según el acuerdo firmado entre Participa Sevilla y el PSOE. Además, la mesa estaría “compuesta por asociaciones de defensa del derecho a la vivienda e inquilinos de viviendas de EMVISESA para estudiar y evaluar, en coordinación con los Servicios Sociales y los servicios jurídicos del Ayuntamiento, la situación de personas que están ocupando irregularmente viviendas municipales”. “¿Cuándo piensan ponerla en marcha?”, se ha preguntado la edil de Participa.

Incluso, ese mismo acuerdo firmado por ambas formaciones políticas apostaba porque en los lanzamientos que se produjeran antes de la conformación de la mesa, se garantizaría “una alternativa habitacional a aquellas personas que pierdan el lugar donde actualmente viven”.

“Desde marzo, no ha existido la voluntad política necesaria para abordar este grave problema por el Gobierno de Espadas. Sin embargo, sí han apostado por la vía penal y policial, como comprobaron Raquel, Jesús y sus hijos el pasado 19 de julio”, ha denunciado Honorato, que también le ha reprochado a Espadas el incumplimiento de lo acordado en junio de 2015 para que se paralizaran los desahucios en Sevilla, así como que se suspendiera “cualquier procedimiento de desahucio de viviendas municipales”.

Un hostal indigno
Por otro lado, Honorato ha comprobado lo que entiende el Ayuntamiento de Sevilla por una alternativa habitacional al visitar la pensión donde, habitualmente, se aloja a personas que acaban de ser desalojadas y no tienen ningún otro sitio al que ir.

Desde el desalojo del 19 de julio, Raquel, Jesús y sus hijos han vivido en una pensión sin lavadora, sin una sala de estar, ni de juegos, en habitaciones de unos 5 metros cuadrados, con humedades y con mobiliario en mal estado, además de con graves problemas de accesibilidad. “Es vergonzoso los recursos que facilita el Ayuntamiento a unas personas que se encuentran en un momento muy difícil. ¿Por qué sigue sin existir viviendas para este tipo de situaciones? ¿Por qué más de un mes después no han encontrado ninguna alternativa digna?”, ha manifestado la edil, que ha aprovechado para visibilizar como los diferentes anuncios sobre vivienda realizados por el Gobierno de Espadas no tienen resultados positivos.

Problemas de escolarización
Por último, Honorato ha alertado de los graves problemas de escolarización que toda esta situación puede provocar para los hijos de Raquel y Jesús. “Sin saber dónde van a vivir, ni estar empadronados difícilmente pueden matricular a sus hijos para el curso que se inicia el lunes 11. Incurriendo, además, en una vulneración del derecho a la educación”, ha denunciado Honorato, que ha exigido al Gobierno de Espadas que cumpla los acuerdos y compromisos sobre vivienda que ha firmado en los dos últimos años.