Participa denuncia que tras los incumplimientos en Vivienda, una usuaria de la Oficina de la Vivienda sufre un aborto

“Promesas y promesas que nunca se cumplen, han acabado propiciando que una de las personas afectadas por la situación de emergencia habitacional haya perdido el bebé que esperaba”, ha denunciado Cristina Honorato, portavoz adjunta de Participa Sevilla.

“El Ayuntamiento de Sevilla sigue sin concebir la vivienda como un derecho a garantizar”, ha lamentado la edil sevillana, después de conocer que Antonia, una de las personas a las que EMVISESA tiene previsto desalojar de una de sus viviendas, ha sufrido un aborto y ha perdido el bebé que esperaba. Ante esta situación, Honorato ha anunciado su presencia en la concentración que se realizará el viernes a las 10.30 en plaza Nueva.

“Un suceso que ocurrió después de varios días de mucha tensión y falsas promesas debido a los incumplimientos de EMVISESA”, según Honorato, que ha mostrado toda su “rabia e impotencia” por todo por lo que tiene que estar pasando Antonia y su familia en estos meses en los que se vuelven a ver en la calle y sin ninguna actuación para garantizar el derecho a la vivienda digna. “Además, tras el desalojo del miércoles en Torreblanca, ella puede ser la siguiente”, ha reconocido la edil.

Antonia perdió el bebé que esperaba el viernes 14 de julio, después de que el jueves y el viernes estuviera reunida tanto con la Oficina Municipal por el Derecho a la Vivienda (OMDV), como en la Unidad De Trabajo Social. El jueves 13 Antonia acudía a OMDV a conocer qué alternativa habitacional le iba a ofrecer el Ayuntamiento, así como a confirmar que se paralizaba el lanzamiento de la vivienda que ocupa desde hace un año.

“El resultado no fue nada de lo esperado. El Ayuntamiento se negaba a firmar por escrito que iba a retirar el proceso judicial y solo le ofrecían una pensión, a la que solo podía acudir por la noche y sin llevar sus enseres”, según Honorato, que ha calificado de “auténtica infamia” la actuación municipal ante el problema de Antonia, su pareja y sus tres hijas, dos de ellas menores.

“Y todo eso cuando el día 30 de junio, el Gobierno municipal se comprometió en una reunión conjunta a todas estas peticiones. Peticiones, que no eran más que cumplir los compromisos que firmó en marzo Espadas para acabar con los desalojos de pisos en EMVISESA”, ha criticado la edil de Participa Sevilla.

Una mesa para abordar la ocupación de viviendas

Por otro lado, Honorato ha exigido una vez más que se suspendan inmediatamente la judicialización de procesos judiciales por la ocupación de viviendas municipales hasta que se cree ‘la mesa por el estudio y evaluación de expedientes de viviendas ocupadas de manera irregular’, que se tenía que haber constituido en mayo. Esta mesa deberá “contribuir a la elaboración de un protocolo general y de un  informe específico de cada uno de los expedientes abiertos previamente al inicio de cualquier acción judicial y para descartar que la ocupación se ha producido por una situación de estado de necesidad para tomar las medidas oportunas y garantizar de acuerdo con los servicios Sociales una alternativa habitacional”.

Además, en ese mismo acuerdo, Espadas se comprometía “para aquellos lanzamientos que se produzcan durante el plazo de puesta en marcha del presente acuerdo, se garantizará una alternativa habitacional a aquellas personas que pierdan el lugar donde actualmente viven”. “¿Dónde estaba esa alternativa en el caso de Antonia y su familia? Si llevan meses peregrinando para que nadie les de ninguna situación por escrito”, ha denunciado Honorato.

“Especialmente sangrante en todo este tiempo ha sido comprobar como desde EMVISESA se culpabiliza a las personas de sus problemas habitacionales y se sospecha de ellos”, según Honorato. En este caso, desde la Oficina se denunciaba que Antonia y su familia no querían acogerse al Fondo Social de la Vivienda, sin ni siquiera saber que el anterior banco que les desahució era Capital Bank, que no había firmado el Código de Buenas Prácticas, por lo que no se les podría incluir en el Fondo Social de la Vivienda. “Es totalmente kafkiano y vergonzoso que EMVISESA ni se hubiera informado del expediente de esta familia”, ha denunciado Honorato.

Incluso, tras conocer que Antonia ha sufrido un aborto EMVISESA sigue mintiendo sobre el porqué no aceptaran acogerse al programa del Fondo Social de la Vivienda. “Al igual que se reafirman en que no van a dejar a nadie sin alternativa habitacional y siguen sin responder sobre la suspensión de la sentencia. ¿Una alternativa habitacional es una pensión solo para la noche y sin poder guardar sus posesiones? Vergonzoso”, ha lamentado Honorato.

“La Oficina de la Vivienda es solo un luminoso”

Honorato ha vuelto a denunciar que la OMDV está “condenada al fracaso”. “La Oficina no tiene recursos propios y ni siquiera sabe del parque de viviendas que tienen Patrimonio y Urbanismo Es solo un luminoso. Es decir, no sabe ni qué viviendas tiene el propio Ayuntamiento. Esta oficina no solo puede ser un espacio de mediación, porque eso solo no sirve para abordar el problema de la vivienda en Sevilla”, ha denunciado Honorato.

De esta forma, Honorato ha lamentado que, al final, acudir a la Oficina de la Vivienda para muchas vecinas y vecinos de Sevilla supone que les mareen exigiéndole documentos y trámites, que incluso posteriormente se niegan desde los servicios sociales municipales. Una situación que en esta ocasión ha desencadenado en un fatídico suceso, que no puede volver a ocurrir. “Espadas sigue sin entender que la vivienda es un derecho y no una cuestión de asistencialismo”, ha concluido la edil de Participa Sevilla.