Participa e IU denuncian el veto municipal a dos participantes en unas jornadas sobre vientres de alquiler y maternidad subrogada

Se trata del periodista Raúl Solís y de la histórica activista feminista Lidia Falcón.

En un comunicado de prensa conjunto, Izquierda Unida y Participa Sevilla han denunciado que, tras un proceso de participación puesto en marcha en el Consejo de la Mujer para celebrar unas jornadas sobre maternidad subrogada y vientres de alquiler, la Delegación de Igualdad del Ayuntamiento ha decidido a última hora descartar a dos de las personas invitadas por la comisión organizativa a esta actividad, sin que hasta el momento hayan trascendido los criterios que han motivado esta decisión.

Según han precisado Participa e IU, las personas afectadas por este veto del Gobierno de Juan Espadas (PSOE) son Raúl Solís, periodista conocido por sus artículos de denuncia en torno a los vientres de alquiler, y Lidia Falcón, histórica activista y fundadora del Partido Feminista de España. Todo ello, a pesar de haber sido seleccionadas en el proceso participativo creado por el Consejo de la Mujer para organizar estas jornadas, cuya celebración está prevista dentro de dos semanas.

Según las integrantes de este falso proceso participativo, el programa se encontraba cerrado desde el 3 de agosto, pero no ha sido hasta hace unos días cuando el Ayuntamiento ha comunicado estos cambios sin dar ninguna explicación al respecto. Por eso, ambas formaciones políticas, tras reunirse con Raúl Solís y con representantes de colectivos del Consejo de la Mujer, han recriminado al Gobierno de Espadas que coarte la participación ciudadana de esta forma tan injustificable, al tiempo que le han exigido una rectificación cuánto antes.

La concejala de IU, Eva Oliva, ha reprochado al PSOE el “desprecio” y la “falta de respeto” que, con este ejercicio de censura, muestra a los colectivos que forman parte del Consejo de la Mujer. “No entendemos para qué ponen en marcha una comisión organizativa si después el Gobierno local se salta a la torera sus propuestas”, ha aseverado.

Para la edil de Izquierda Unida, no hay dudas de que detrás de esta decisión hay una clara motivación de carácter ideológico y un intento por descafeinar unas jornadas sobre un tema que incomoda y genera controversia en el seno del PSOE. “Y es que por mucho que este partido se pronuncie ahora en contra de los vientres de alquiler, en el fondo ese rechazo es sólo de boquilla. Por eso, están boicoteando y poniendo trabas a estas actividad”, ha subrayado Oliva.

“No se creen la participación y solo la entienden como una palabra am incluir en sus discursos o un barniz con que el intentar impregnar sus actuaciones”, ha reconocido por su parte Susana Serrano, que ha recordado que para que un proceso se considere participativo debe ser autorreglamentado, vinculante, universal  y con un sistema de seguimiento. “Unas condiciones que no se han dado en esta ocasión, sino todo lo contrario ya que, tras el supuesto proceso de participación iniciado en el Consejo de la Mujer, el Gobierno municipal ha hecho y deshecho a su antojo”, ha apostillado.

Serrano también ha indicado que en el último Consejo de la Mujer, celebrado ayer martes, exigió explicaciones a la delegada del Área de Igualdad, Myriam Díaz, por esta situación, haciéndose eco así de las denuncias públicas realizadas tanto por Solís como por diversos colectivos feministas, y que entonces ésta se mostró “incapaz de aclarar los criterios seguidos para conformar las mesas de debate de estas jornadas”.

Desde Participa e IU consideran que este hecho vuelve a evidenciar el concepto que la delegada de Igualdad tiene del Consejo de la Mujer, donde los colectivos feministas “solo pueden proponer”, siendo ella la que finalmente dispone. Además, advierten de que, a pesar de las fechas en que estamos, el gobierno local sigue sin concretar los invitados definitivos que participarán en estas jornadas, lo que resulta alarmante a dos semanas de su celebración e impide una correcta difusión de las mismas.