Participa exige a Espadas que no contrate más ‘empresas piratas’ de seguridad

Tras una reunión con representantes de siete organizaciones sindicales, Julián Moreno denuncia que el Gobierno socialista “mira para otro lado” ante la vulneración de derechos laborales en las contrataciones de servicios de seguridad en servicios municipales.

“En los últimos años, trabajadores del sector privado de seguridad han pasado de cobrar entre unos 1.000 y 1.200 euros a unos 700 euros”, ha denunciado el edil de Participa Sevilla después de mantener una reunión con representantes de los sindicatos USO, UGT, CCOO, CSIF, STSA, SPV y ATES en la que han alertado de las graves vulneraciones de derechos laborales que se están produciendo en el sector de la seguridad privada.

Moreno ha destacado de esta reunión que mantuvo con representantes de siete entidades sindicales “la unidad de acción que existe en el sector para lograr sus reivindicaciones. Algo fundamental, cuando además nos encontramos ante un sector en la que existe mucha represión ante la sindicación”, ha denunciado el edil sevillano.

“El Gobierno de Espadas no puede mirar hacia otro lado y seguir contratando a empresas que en el sector se conocen como ‘piratas”, ha denunciado Moreno, que ha exigido al Gobierno socialista que incluya clausulas sociales en las licitaciones para las contrataciones de servicios de seguridad privada en las que también se incluyan cláusulas que permitan rescindir los contratos si no se cumplen derechos laborales, de conciliación o derechos fundamentales como el derecho de sindicación.

“No podemos permitir que el Ayuntamiento siga siendo un cliente de estas empresas porque le ofrecen un precio más bajo que otras. ¿Qué valor tienen para este gobierno los derechos laborales y sociales?”, se ha preguntado Moreno en un comunicado de prensa que ha denunciado como en algunas empresas se realizan más del máximo de 80 horas extras anuales o como en uno de los parkings de la Feria (Charco de la Pava), los vigilantes estaban a pleno sol y en condiciones nefastas. Además estos vigilantes todavía no habrían cobrado ya que al Ayuntamiento no ha pagado a la empresa y ésta a su vez tampoco ha pagado a los trabajadores.

En este sentido, Moreno ha recordado que gracias a la reforma laboral de 2012 las empresas se pueden “descolgar del convenio estatal” y negociar con su propia plantilla las condiciones de los contratos. “Los convenios estatales son siempre una garantía para tener mejores retribuciones, garantías para la conciliación de la vida familiar y de descanso”, ha explicado Moreno, que ha pedido al Ayuntamiento que garantice la aplicación del convenio estatal en los servicios de seguridad que contratar, como actualmente no está realizando en Urbanismo o en los Centros Cívicos.

“Para evitar estas prácticas los sindicatos apuestan por incluir cláusulas sociales en los pliegos que premien a quien sí respeta los derechos laborales, así como que se realicen más inspecciones y vigilancia de los contratos externalizados, ya que no hay ninguna unidad concreta. Esta unidad se debería crear inmediatamente”, según el también diputado provincial de Participa Sevilla.

Por otro lado, Moreno también ha mostrado su apoyo a las exigencias para que se garanticen que no existe “intrusismo en el sector”. Según estos representantes sindicales, además de no respetar los derechos laborales, estas ‘empresas piratas’ reducen costes contratando auxiliares de seguridad en vez de vigilantes. “Es incomprensible que en plena alerta 4 de seguridad, estas prácticas se permitan desde el Ayuntamiento”, ha apostillado Moreno, que también ha alertado de las denuncias que estos sindicatos realizan sobre los impagos de estas empresas piratas a la seguridad social. “Una empresa que incumple sus obligaciones con la Seguridad Social, nunca debería ser contratada por una administración pública”, ha apostado Moreno.

Discriminación a mujeres
En esta reunión con representantes sindicales, Moreno ha conocido “la grave discriminación” que se produce en este sector a las mujeres que trabajan en el sector, ya que ni siquiera suelen tener un plan de Igualdad para estas empresas o en muchas ocasiones se apuesta por no contratar a mujeres para sus servicios o se les dedica a tareas ‘menores’. Unas denuncias y unas prácticas que son denunciadas e investigadas por una asociación de mujeres vigilantes que denuncian como las mujeres son “doblemente” discriminadas en el sector.