Participa exige al Gobierno que no se retrase más en poner fin a las irregularidades en Arttysur

Tras una reunión de Julián Moreno con parte del vecindario, el edil apremia al ejecutivo para que se solucionen los problemas de este residencial de los Bermejales.

Desde 2007, el vecindario de Arttysur (Los Bermejales) exige a la propietaria de sus viviendas, la empresa SEPERIAN SL, que corrija todas las irregularidades que entonces detectó la Gerencia Municipal de Urbanismo a la hora de conceder la Licencia de Primera Ocupación. Entre las irregularidades se encuentran, principalmente, la reurbanización del patio interior, las instalaciones de protección contra incendios y el cumplimiento de la normativa de accesibilidad.

“Años y años de espera hacen que el vecindario ya no pueda aguantar más. La justicia les ha dado la razón, pero siguen esperando las correspondientes acciones del Ayuntamiento para corregir todas las irregularidades que han sufrido”, ha manifestado Julián Moreno en una nota de prensa después de reunirse con numerosos vecinos, que le mostraron su hartazgo por la impunidad con la que ha actuado en estos 10 años la inmobiliaria Seperian.

En un pleno de 2016, Participa Sevilla ya registró una pregunta sobre la situación de esta promoción de viviendas públicas. “Entonces Antonio Muñoz se comprometió públicamente a que la Gerencia de Urbanismo iba a actuar como le correspondía”, según el edil sevillano, que ha manifestado que hasta ahora el vecindario no ha recibido ninguna información. “En la última semana,Ttras registrar nosotros una pregunta, la Gerencia se ha puesto en contacto con el vecindario. Parece que tuviéramos que estar detrás del Gobierno para hacer que cumplan con sus obligaciones”, ha afirmado el edil.

Esta urbanización de viviendas de protección oficial en régimen de alquiler, que se construyó sobre suelo municipal, debía haber albergado un máximo de 164 viviendas con opción a compra a los 25 años. A pesar de ser una promoción acogida al Plan de Vivienda y Suelo 2003-2007 de la Junta de Andalucía, finalmente se construyeron 220 viviendas más pequeñas de lo anunciado y con graves deficiencias. “Las paredes son ínfimas, los garajes se inundan cada vez que llueve,… El listado de problemas es enorme”, ha manifestado Moreno.

Además de las innumerables irregularidades por las que estas viviendas todavía no tienen la Licencia de Primera Ocupación, existe otro litigio con el propietario por la existencia de unas pistas privadas de pádel que no se encontraban en el proyecto y que Seperian gestiona de forma exclusiva. “Incluso existe una sentencia desde 2014 por la que se debe desmantelar esas pistas y construir el patio comunal proyectado inicialmente. Pero, ni Seperian lo realiza, ni la Gerencia de Urbanismo termina de eliminarlas como le correspondería”, ha denunciado Moreno, que ha pedido a Muñoz que no espere ni un día más para que se active los protocolos necesarios que hagan desaparecer estas pistas.

Este no es el único revés judicial que ha sufrido en los últimos años Seperian, sino que hace unos meses perdió en los tribunales la demanda por la que pretendía desahuciar a algunas personas que se negaron a firmar un segundo contrato que limitaba sus derechos, mientras que continuaba en vigor el primer contrato por el que podían residir allí hasta 25 años.

“Empresas que realizan este tipo de prácticas no deberían poder licitar con una administración pública. ¿Cuándo se empezará a penalizar a estas empresas para que no puedan beneficiarse de contratos públicos?”, se ha preguntado para concluir Julián Moreno.