Participa lamenta que las clausulas sociales no se incluyan en el servicio de Ayuda a Domicilio

La formación verde morada ha criticado en un comunicado que el Ayuntamiento vuelva a olvidarse de incluir estos criterios sociales, éticos y medio ambientales en uno de los contratos de externalización de servicios más importante y fundamental del Ayuntamiento.

“Estamos hartos de comprobar como el Ayuntamiento solo anuncia y publicita las medidas sociales para después casi nunca llevarlas a cabo. Las clausulas sociales y medioambientales podrían ser uno de los mayores cambios en la gestión municipal, pero a pesar de anunciarlas a bombo y platillo, el Gobierno de Espadas no las está aplicando”, ha denunciado el concejal de Participa Sevilla Julián Moreno en un comunicado de prensa, después de reunirse con trabajadoras del servicio de Ayuda a Domicilio del Ayuntamiento de Sevilla, mayoritariamente de la empresa CLECE.

Con los nuevo pliegos del servicio de Ayuda a Domicilio hemos perdido una gran oportunidad para aplicar estas condiciones en uno de los contratos más importantes del Ayuntamiento, tanto por la cantidad que supone, como por los servicios que se ofrece”, según Moreno, ya que el contrato está en torno a 54 millones de euros y está dirigido a personas mayores, personas con limitaciones de autonomía, discapacidad y dependencia.

En esta reunión, a Moreno le han trasladado tanto las malas condiciones laborales que sufren estas trabajadoras en Sevilla, como los graves perjuicios que esto ocasiona a las personas que reciben estos servicios, mayoritariamente mujeres. Por ejemplo, según este grupo de trabajadorss, existe graves retrasos en la valoración de si las personas deben ser atendidas o no, falleciendo personas habitualmente antes de empezar a ser atendidas.

Este grupo de trabajadoras también ha trasladado a Participa Sevilla las duras condicionales laborales que sufren en su día a día. “Actualmente sus jornadas laborales no llegan ni a las 13 horas de media a la semana, por lo que están hipotecando tanto su presente como su futuro”, ha reconocido Moreno, que le ha pedido al Gobierno municipal que reciba a estas trabajadoras ya que desde hace meses les ignora. “Incluso denuncian que sus contratos están en fraude de ley, ya que son por obra y servicio y los pliego tienen una duración determinada. Ante estos abusos laborales, el Gobierno no puede mirar para otro lado”, ha insistido Moreno.

“La vulneración de los derechos laborales es una de las consecuencias más evidentes de la externalización de los servicios públicos. El Ayuntamiento se desentiende tanto de prestar el servicio, como de la calidad del propio servicio, como del cumplimiento de los derechos laborales”, ha reconocido Julián Moreno, que ha vuelto a apostar por la remunicipalización, ya que no se puede permitir que gracias a la privatización de los servicios públicos haya empresas que se enriquezcan a costa de la precariedad laboral.

Por otro lado, Moreno ha trasladado en su comunicado las denuncias que realizan estas trabajadoras ante el mal servicio que ofrecen. Por ejemplo, existen errores en el cálculo del ‘tiempo efectivo’ en los desplazamientos y, además, este tiempo ni siquiera se incluye en las jornadas laborales, que “están muy mal pagadas con unos 6 euros la hora”. “Tampoco tiene ningún sentido que no se realice un exhaustivo control sobre la calidad del servicio, ya que en los últimos meses se ha reducido el personal que se encargaba de estas tareas”, según Moreno.

En este sentido, las trabajadoras denuncian que las visitas domiciliarias solo se realizan después de que se reclamen constantemente. Cuando se reclama una visita domiciliaria para valorar un caso que ha variado en el tiempo (solicitada por la auxiliar), se limitan a llamar por teléfono. De sobra es sabido que las visitas domiciliarias son imprescindibles para el valor la situación del usuario, el cuidador familiar, la familia, la red social, etc.

Por último, Moreno ha destacado las diferencias de trato que existen en el servicio con las trabajadoras migrantes. “Es vergonzoso que en un servicio público se trate peor a unas trabajadoras u otras por su lugar de nacimiento. La xenofobia no se debe permitir en ningún espacio público. Por ejemplo, denuncian como no les respetan los descansos de 48 horas. Les ningunean mucho más que al resto, sabiendo que difícilmente se atrevan a denunciarlo”, ha denunciado Moreno.

Para concluir Moreno, ha pedido al Ayuntamiento de Sevilla que incluya de una vez las clausulas sociales en sus contrataciones y que escuche y apoye a las demandas de las trabajadoras del servicio de Ayuda a Domicilio. “No es admisible que empresas contratadas por el Ayuntamiento de Sevilla tengan en estas condiciones a sus trabajadoras y las empresas privadas llenen sus arcas a costa de ningunear los servicios públicos. El Ayuntamiento es el responsable último de todo que está ocurriendo y mucho más ahora que tiene en su mano la posibilidad de aplicar clausulas en la contratación pública orientadas a mejorar las condiciones laborales de estas trabajadoras”, ha denunciado Moreno.