Participa muestra su total apoyo a las movilizaciones de la plantilla de Arvato en Sevilla en defensa de su empleo

En una reunión con integrantes de CGT, Julián Moreno se ha interesado por la situación de las 200 personas que trabajan en Arvato Sevilla y que acaban de conocer que la empresa pretende cerrar el ‘call center’ que tiene en Sevilla. “No es la primera vez que esta empresa realiza un despido masivo en Andalucía de forma improcedente, nos tememos que se vuelva repetir de nuevo en Sevilla”, ha manifestado Julián Moreno.

Una vez centenares de trabajadores y trabajadoras están pendientes de su futuro por intereses que nada tienen que ver con el buen funcionamiento o no de una empresa”, ha reconocido Julián Moreno, edil de Participa Sevilla tras reunirse con integrantes de la Confederación General del Trabajo (CGT) para conocer de primera mano la situación en la ‘call center’ de Qualytel y TRYA propiedad del grupo Arvato Berstellman.

En los últimas días, este empresa ha anunciado la intención de cerrar la sede que tiene en Sevilla Este y, consecuentemente, ha anunciado un Expediente Regulador de Empleo para las 192 personas que allí trabajan. Según denuncian desde CGT, no hay ningún motivo que justifique este cierre, ya que creen que aumentaron su número de personas empleadas en otros centros del Estado español, además de que esta empresa cuenta con importantes beneficios a nivel global.

“De un plumazo y sin ninguna justificación esta gran multinacional va a dejar sin empleo a 192 personas”, ha denunciado Moreno que ha mostrado a este sindicato todo el apoyo y solidaridad de Participa Sevilla para la lucha por evitar el cierre de este ‘call center’, que trabaja para empresas como Seur, Quirón Salud, Gas Natural, Renault o la propia Junta de Andalucía.

“Primero, fueron dejando sin carga de trabajo este centro y ahora quieren cerrarlo. Estamos ante una estrategia de manual de las grandes empresas cuando quieren echar el cierre y despedir a toda la plantilla”, ha manifestado el también diputado provincial, que ha destacado la simbología de esta empresa dentro del sector del telemarketing, aunque no sea especialmente conocida por la ciudadanía. Uno de los máximos responsables de Arvato es Íñigo Arribalzaga, presidente de la Asociación de Contact Center Española, patronal del sector y uno de los máximos responsables, según este sindicato, de que en el convenio colectivo se congelaran los salarios, así como de que se redujeran los derechos laborales.

El ‘pasado turbio’ de Qualytel

Por otro lado, desde este sindicato trasladaron a Julián Moreno la historia de esta “ejemplar empresa”, que no solo todavía no ha presentado ningún documento para justificar el cierre, sino que ha estado relacionada con tramas de corrupción política en los últimos años y malas prácticas laborales.

Según recogen diferentes medios de comunicación, entre las 1.600 empresas que se presuntamente se beneficiaron de los fondos europeos intermediados por la Junta de Andalucía para contratar a trabajadores que inmediatamente después eran despedidos se encontraba Qualytel. Incluso, fue condenada en 2010 por el TSJA por despedir de forma improcedente a más de 200 trabajadores. “No es la primera vez que esta empresa realiza un despido masivo en Andalucía de forma improcedente, nos tememos que se vuelva repetir de nuevo en Sevilla”, ha concluido Moreno.