Participa pide que se gaste hasta el último céntimo de lo previsto para acabar con los pisos cárceles

La formación verde morada exige al Gobierno socialista que ejecute totalmente lo presupuestado en 2017 para acabar con los pisos cárceles en Sevilla y que no se repita lo ocurrido en 2016, cuando solo se gastó el 32% de lo previsto.

“Es una cuestión de derechos humanos. No podemos seguir permitiendo que cientos y cientos de personas se vean encerradas en sus casas durante años por padecer problemas de movilidad. La administración no puede mirar para otro lado ante un problema de tan extrema gravedad”, ha reconocido Juan José Conde, vocal de Participa Sevilla en la Junta Municipal del Distrito Norte, después de que trasladara en su última sesión las exigencias del vecindario de la calle Mero, 1, Esturión, 16 y 18 y Carpa, 2 que en los últimos meses se han organizado para reclamar ayuda municipal. En estos edificios de San Jerónimo, de seis plantas cada uno, residen muchas personas mayores que se encuentran presas en sus propias viviendas, al igual que ocurre en innumerables edificios de todos los barrios de la ciudad.

En el año 2016, el Gobierno de Espadas preveía una partida presupuestaria de algo más de 1 millón de euros que incluía un programa de accesibilidad a viviendas antiguas. Sin embargo, según la formación verde morada “no tenemos noticias de que este programa se haya ejecutado”. “Sabemos que la cifra es insuficiente para acabar con todos los pisos cárceles de la ciudad. Pero si ni siquiera se lleva a cabo lo presupuestado, nunca vamos a acabar con esta situación”, ha denunciado Conde, que una vez más ha demostrado el compromiso de Participa Sevilla con poner en primera línea política la diversidad funcional y la aplicación de medidas para garantizar la igualdad en Sevilla.

“En 2017, se ha presupuestado 1,1 millón para este mismo fin. Desde ya, exigimos al Ayuntamiento que trabaje para garantizar su ejecución y defina urgentemente cuáles son los mecanismos con los que se pretende ejecutar esta partida”, según Conde, que en la moción que ha sido recientemente aprobada en el Distrito Norte exige a Espadas que en el plazo máximo de dos meses, publique los procedimientos para que las comunidades de vecinos puedan acogerse a las ayudas para la Mejora de Accesibilidad a Edificios Plurifamiliares y que, además, las propias juntas municipales faciliten toda la información a las comunidades de vecinas y vecinos para la tramitación de dichas ayudas.

Los presupuestos de 2017, como ya ocurrió en 2016, van a entrar en vigor con gran retraso. “Todavía no sabemos por qué Espadas prefiere retrasarse meses y que las consecuencias las sufra la ciudad, ya que muchas de las partidas previstas no se podrán ejecutar por falta de tiempo”, ha destacado Conde, que ha reconocido que Participa seguirá muy pendiente de si se ejecuta o no todo lo presupuestado.

Por último, Participa ha señalado que esta reivindicación se repetirá en otras Juntas de Distritos y barrios de la ciudad. Por ejemplo, este viernes 21 de abril a las 18.30 en la plaza de San Gabriel, donde existe un grupo en el vecindario que quiere identificar cuántas personas viven en pisos cárceles.