Participa pide una apuesta real por el transporte público que solucione los problemas de contaminación en la Ronda Urbana Norte

Según las mediciones realizadas por la Junta de Andalucía, los problemas de contaminación atmosférica y acústica en la Ronda Urbana Norte exceden, tanto en horario de día como de noche, los límites establecidos como admisibles.

 

Los problemas de contaminación ambiental y acústica que sufren los vecinos de la Ronda Urbana Norte tendrían una solución clara, según la concejal de Participa, Cristina Honorato, que sostiene que la respuesta pasa por “un modelo de transporte público que de verdad integre a Sevilla y a su área metropolitana”. Ante las quejas recibidas por el Grupo Municipal, avaladas además por informes de expertos de la Junta de Andalucía, Participa pide que se articule el sistema de transporte público que “priorice modalidades como la bici, el tranvía, el autobús y el metro”, ha señalado Honorato.

“Este problema es un claro ejemplo de que, desde hace años, los esfuerzos de las administraciones están más centrados en satisfacer las demandas de los promotores inmobiliarios que en resolver los problemas de movilidad de los sevillanos”, ha denunciado la concejal. Concretamente, Honorato hace referencia a la moción llevada al Pleno del pasado abril, en el que se pedía modificar el convenio con el Ministerio para resolver la conexión del nudo San Nicolás Oeste, sobre la que Participa hizo una propuesta encaminada a resolver el problema de los vecinos de la zona y que fue rechazada por el PSOE.

Honorato ha aportado además datos muy significativos sobre cómo estas otras modalidades de transporte solucionarían el problema de movilidad: según las publicaciones de la Comunidad Europea, por un carril de 3,5 metros de ancho, pueden llegar a pasar en una hora hasta 22.000 peatones; 19.000 viajeros en tranvía; 14.000 bicis; 9.000 en autobús y 2.000 en coche; y ha añadido que “con estos datos queda patente que resolver los problemas de contaminación pasa por priorizar modalidades de transporte más eficientes que permitan aprovechar la capacidad de movilidad del espacio urbano” .

Sin embargo, Participa denuncia que lo que se está priorizando, tanto desde la Junta como desde el Ministerio, es la inversión en la nueva SE-40, “a costa de reducir el presupuesto en transporte público, que ha provocado una disminución del número de autobuses que conectan Sevilla con su área metropolitana”, ha apuntado Honorato.

La inviabilidad del metro en Sevilla

Además, la solución de movilidad de Sevilla lleva desde hace décadas hipotecada al proyecto de metro; un metro que “tal y como está concebido es imposible de realizar por los altos costes que supone”, apunta la concejal. Para hacer las tres líneas de metro soterradas que restan, sería necesaria una inversión de 3.000 millones de euros, una cifra que es cuatro veces el presupuesto municipal. Actualmente, la línea 1 del metro tiene un coste para la Junta de 50 millones de euros al año, que equivale al coste que tiene para el Ayuntamiento todas las líneas de TUSSAM en un año.