Participa preguntará en el Pleno por qué el Ayuntamiento no contratará energía 100% verde

En el próximo Pleno, Participa preguntará al gobierno municipal la razón por la cual el contrato que licitará el Ayuntamiento para la contratación del suministro eléctrico público en la ciudad, no se ha tenido en cuenta el Etiquetado verde de la Energía de la empresa comercializadora, como se había acordado por unanimidad en el Pleno del Ayuntamiento de 25 de Mayo. Así mismo, pedirá que se suspenda dicha licitación para volverla a formular.

Participa preguntará en el próximo Pleno del Ayuntamiento de Sevilla las razones por las qué no se han aplicado los acuerdos en torno a la contratación pública de energía verde en la licitación del contrato municipal para suministro eléctrico tal como se aprobó por unanimidad en el Pleno celebrado el pasado 25 de Mayo. Dicho acuerdo, a propuesta de una moción de Participa, recogía que la empresa comercializadora contase con el Etiquetado A de la Electricidad como garantía de que sólo distribuye energía verde, incorporando también medidas de eficiencia energética y potenciando el autoconsumo mediante la optimización de las instalaciones solares en los edificios municipales, así como favorecer la eficiencia y la alfabetización energética de la ciudadanía.

Pero en la licitación publicada el 29 de Junio por el gobierno municipal, referido al contrato de suministro eléctrico de alumbrado público, fuentes y edificios municipales, no se ha contemplado que la empresa comercializadora cuente con ese Etiquetado A de la Electricidad, sino sólo se exige que la empresa genere energía verde en una cantidad equivalente a la que se somete a concurso, esto es, poseer de una garantía verde de origen pero sin tener en cuenta el impacto ambiental producido por el resto de energías que comercializa. Entre las modalidades que ejecutan las ciudades que se han comprometido a minimizar el impacto ambiental que genera el consumo de energía en las ciudades están, entre ellas, la de contratar con Garantía de Origen, la de sólo contratar empresas de generación eléctrica con sello de Etiquetado de clase A o la de generar o distribuir la energía con una empresa municipal propia. Estas dos últimas modalidades son las de mayor compromiso con el impacto medioambiental y las practican ciudades como Madrid o Valencia, etiquetado A, o Cádiz, Barcelona y Pamplona, con empresas municipales públicas.

Para Participa, el gobierno municipal posiciona al Ayuntamiento en la modalidad menos comprometida con el medio ambiente, “cuando necesitamos más que nunca un compromiso efectivo con las energías renovables y rebajar la producción de energía fósil para detener las subidas de temperaturas con el cambio climático y sus desastrosas consecuencias para la vida”, afirma Julián Moreno, concejal de Participa. “Las políticas de este gobierno son las propias de la marca PSOE, anunciar a bombo y platillo la contratación de energía cien por cien verde y limpia para luego rebajarlo en las condiciones del contrato para que las grandes multinacionales de la energía como Endesa o Gas Natural puedan aspirar a ella. El problema es que así no avanzamos, seguimos en la misma lógica de energía fósil y no renovable aumentando los efectos del cambio climático. Además de que la energía debería ser de carácter pública por ser un bien común de interés general.”

Por todo ello, Participa solicitará al gobierno que se suspenda la licitación en marcha y se vuelva a formular incorporando en el Pliego de Prescripciones Técnicas la obligación de la empresa suministradora de contar con el Etiquetado A de la Electricidad, según fue aprobado por unanimidad en el Pleno del Ayuntamiento de 25 de Mayo.

Clausulas sociales para frenar la pobreza energética

Por otra parte, Participa también preguntará por los criterios de contratación ya que el único criterio que consta en la licitación es el de la elección de la oferta más ventajosa económicamente y no se han recogido, tal como se aprobó en el Pleno, las clausulas para valorar las medidas que puedan adoptar las empresas frente a la pobreza energética y para favorecer el ahorro y la alfabetización energética de la ciudadanía.

“De nuevo este gobierno pasa de las clausulas sociales”, comenta Julián Moreno, “a pesar de que en el reciente Pleno sobre el estado de la ciudad presumían de estar introduciéndolas en los contratos realizados por el Ayuntamiento. Siguen en la misma lógica de antes, la contratación de la oferta más baja, como si no existiera la nueva Ley de contratación pública que exige un mayor compromiso social, laboral o medioambiental a la hora de contratar por parte de las instituciones. Esta lógica favorece a las grandes empresas y va en contra de la ciudad y de su ciudadanía al no tener en cuenta el impacto medioambiental de la acción de las empresas que sólo buscan el beneficio económico, precarizando las condiciones laborales y no promocionando la economía social.”

Participa solicitará que en el Informe de Valoración de Ofertas aparezcan criterios sociales y medioambientales de baremación además de los económicos, valorando el compromiso de las empresas frente a la pobreza energética y para favorecer el ahorro y la alfabetización energética de la ciudadanía. Julián Moreno anima al gobierno que asuma realmente un mayor compromiso con el medio ambiente de esta ciudad “como nos consta que han hecho los municipios del cambio como Madrid, Valencia, Cádiz o Barcelona, con licitaciones social y medioambientalmente inclusivas, porque más allá de quedar bien, es una prioridad para la vida en el planeta.”