Participa presenta una batería de medidas por un turismo sostenible

En el próximo pleno municipal, la formación verde morada plantea una batería de medidas para mitigar los efectos negativos que el turismo tiene en la ciudad, especialmente relacionados con la precariedad laboral, la saturación del casco antiguo, así como un incremento del precio de la vivienda.

“En los últimos años el turismo ha crecido desmesuradamente en la ciudad de Sevilla, tanto para ser un sector estratégico de la ciudad, como para crear graves problemas a la ciudadanía. Por eso, apostamos por un poner en marcha diferentes medidas que mitiguen todas esas consecuencias negativas y apuesten por un turismo socialmente responsable y sostenible”, ha reconocido Julián Moreno durante la presentación de la moción que Participa Sevilla trasladará al próximo pleno municipal.

Este conjunto de problemas se ha denominado “turistificación” y en Sevilla se pueden comprobar muchas de sus características: desplazamiento de la población y del comercio tradicional, proliferación de piso turísticos y subida del precio de los alquileres, conflictos en torno al uso de los espacios públicos, precariedad laboral y acentuar aún más la desigualdad entre el centro y la periferia.

Ante la preocupación que el turismo masivo está provocando en quienes habitan, especialmente, el centro histórico de la ciudad apuesta por la delimitación de áreas especiales de protección. En este sentido, son necesarias medidas para conservar el patrimonio etnológico y paisajístico, así como para proteger determinados usos comerciales en ciertas zonas y defender igualmente el comercio tradicional que está siendo expulsado del centro. “Estas medidas siguen la misma lógica que las medidas que se toman para controlar las zonas de ocio nocturno y reducir así el ruido”, ha aseverado Moreno.

Además, desde Participa Sevilla se reclama al Gobierno de Espadas medidas para evitar la inflación que están sufriendo los alquileres tanto en el centro de la ciudad, como Triana y los barrios más cercanos a estas zonas turísticas. “Ya está siendo expulsado población de sus barrios, el Ayuntamiento debe y puede jugar un papel fundamental para desarrollas políticas de vivienda pública para evitar todas estas nefastas consecuencias”, según el también diputado provincial.

Implementación de la tasa turística

“Debemos lograr que la actividad turística repercuta en un mayor grado en la Hacienda municipal, ya que el turismo tiene también un impacto sobre los servicios municipales  y las infraestructuras de la ciudad”, ha explicado Moreno que ha apostado porque se debe aumentar la recaudación municipal y así gravar en mayor y mejor medida las actividades turísticas que se desarrollan en Sevilla.

“Sabemos que la tasa turística le corresponde autorizarla a la Junta de Andalucía, pero ya es hora de que Espadas piense más en la ciudad que en su partido. Debe abrir urgentemente este debate con al presidenta Susana Díaz”, ha reconocido el edil de Participa Sevilla.

Por otro lado, la formación verde morada ha anunciado que para las próximas ordenanzas fiscales va a presentar un paquete de medidas para de buscar nuevas y/o mayores formas de recaudar tributos municipales que graven la actividad turística. Algunas de estas medidas ya son conocidos: aumento del precio de las entradas del Real Alcázar, gravar los muelles y paradas de los barcos turísticos que navegan en el Guadalquivir, regulación y cobro de la actividad de autobuses turísticos de dos plantas o un aumento de las tasas por reserva de aparcamientos de los hoteles.

Por un empleo de calidad

“Somos conscientes de que el Ayuntamiento no tiene grandes competencias en materia de empleo, pero sí debe trabajar para poner fin a la precariedad laboral que caracteriza al actual modelo de turismo”, ha reconocido Moreno. En este sentido, Participa apuesta porque desde plaza Nueva se pongan en marcha medidas que pueden ayudar a denunciar esas prácticas ilegales en la hostelería (y otros sectores implicados) y a visibilizar la precariedad laboral del sector turístico, como sería la puesta en marcha de un sello de calidad municipal a establecimientos y empresas turísticas, denunciar a la Inspección de Trabajo los casos de vulneración de derechos laborales que conozco o campañas de sensibilización en favor de un empleo digno y de calidad.

“El primer espacio donde debería ponerse en práctica estas medidas es en el Hotel Alfonso XIII, de propiedad municipal pero gestionado a través de una concesión administrativa), ya que aquí sí que tiene las competencia de inspección y supervisión del cumplimiento de las obligaciones laborales y no lo está realizando como denuncian sus trabajadores”, ha reconocido Moreno.

Rechazo a la turismofobia

“No nos negamos a que exista turismo en la ciudad, pero no podemos permitir tampoco las negativas consecuencias que está teniendo. No es una cuestión de turismofobia, necesitamos apostar por un turismo de calidad y sostenible que no beneficie a unos pocos y perjudique a la mayoría como es el actual modelo de turismo”, ha manifestado Moreno.

Para concluir, el edil de Participa ha apostado por “poner fin a la ley capitalista en la que siempre gana el más fuerte de la selva, ya sea en el mercado del suelos, en el mercado de la vivienda o en el mercado laboral.