Participa promueve que el Ayuntamiento garantice unos servicios funerarios públicos y asequibles para todas las personas

A través de una moción en el próximo pleno municipal, la formación verde morada reclama que el Ayuntamiento sea una parte mucho más activa en estos servicios y garantice su carácter social frente a la actual lógica mercantilista que ha copado los servicios funerarios en la ciudad durante los últimos años.

“Cada día nos llegan más historias de personas que han tenido que realizar una colecta de dinero para enterrar a una persona o que in extremis y sin la información necesaria han tenido que decidir qué tipo de entierro”, así ha resumido Julián Moreno algunas de las dantescas situaciones que su grupo municipal ha conocido en los últimos meses. Ante esta realidad que cada día va a más, Participa presentará una moción el próximo lunes en el pleno municipal para lograr un cambio integral en lo que debería ser un servicio municipal de primera y forzosa necesidad.

Se calcula que el coste real de un entierro en Sevilla se encuentra habitualmente entre los 3.000 y los 6.000 €, una cifra superior a la de otros municipios andaluces en los que existe gestión pública. En la moción de Participa se denuncia tanto el elevado precio, como la carencia de transparencia y de información que se ofrece sobre todos los servicios necesarios y/o disponibles una vez la persona ha fallecido.

“No existe en Sevilla ninguna intermediación que posibilite otra oferta que no sea la privada, así como no existe un cauce informativo público para las personas con menos recursos para optar por la vía de ayudas sociales existentes en nuestra Corporación municipal”. Y a todo esto le quiere poner fin Participa Sevilla con esta iniciativa tras años en los que recortes, privatizaciones de servicios y estancamiento o descenso del número de empleados públicos, así como la existencia de tanatorios únicamente privados en Sevilla, el servicio municipal de Cementerio de nuestra ciudad se ha visto reducido a la última fase de la actividad funeraria, la de enterramiento y/o incineración.

“Si de nosotros dependiera, el Ayuntamiento ya habría ido asumiendo progresivamente la prestación de la totalidad de los servicios funerarios”, ha manifestado Moreno, que espera que esta propuesta sea asumida por todos los grupos en el próximo pleno y se ponga en marcha una comisión para valorar y decidir qué servicios y con qué fórmula de gestión son las más adecuadas para garantizar a la ciudadanía unos servicios de calidad. Incluso, Participa recuerda que existen otras fórmulas de gestión pública de la totalidad del proceso funerario y que ciudades, como Madrid, ya están recuperando para el servicio público esta actividad tan necesaria como lucrativa.

“Junto a la necesidad de recuperar la actividad funeraria como un servicio público, lo más urgente es ampliar el fondo para la atención de servicios funerarios gratuitos de carácter social para quienes acrediten una situación de necesidad, así como establecer los medios y cauces para que la ciudadanía pueda acceder a dichas ayudas”, ha manifestado Moreno.

Más información, cuidados y transparencia

En relación con la mejora de la gestión de las ayudas Participa reclama que el Ayuntamiento de Sevilla mejore toda la información necesaria y útil que cualquier persona necesite a la hora de afrontar un momento tan doloroso como es el fallecimiento de una persona.

Por ello, desde la formación verde morada se promueve que el consistorio hispalense incluya “mecanismos de atención a personas y/o familias que requieran de una asistencia municipal en relación a los servicios funerarios municipales, a través de puntos de información y asistencia en los centros hospitalarios públicos de la ciudad, y/o coordinación con los equipos de trabajadores/as sociales de dichos centros sanitarios”, así como la creación de una Oficina Municipal de actuaciones funerarias en el propio Cementerio municipal, para la atención a las personas allegadas.

Igualmente Participa defiende la necesidad de implementar “en la web municipal y en edificios municipales como Distritos, Centros Cívicos o las dependencias de los servicios sociales comunitarios, información sobre la legislación vigente en materia de servicios funerarios y en especial de los derechos y deberes de las personas usuarias, las posibilidades de atención pública que existen en nuestra ciudad, de las exenciones, bonificaciones u otros”.

En resumen, Moreno ha defendido la necesidad de que los servicios funerarios garanticen tanto una atención material, como psicológica a las personas afectadas porque “el cuidado de las personas debe estar siempre en el centro de todas las políticas públicas”.