Participa propone una nueva ordenanza para acabar con las 'plazas duras' en Sevilla

En una moción, que trasladará al pleno del viernes, apuesta por establecer “unas condiciones mínimas que permitan mejorar la habitabilidad y el uso social del espacio público”. Para ello proponen una batería de medidas que garanticen “una ciudad con mezcla de actividades y gentes” gracias a la creación de espacios confortables y de calidad, en lo que han venido a denominar “infraestructuras de la vida cotidiana”.

“Esta moción es mucho más que una declaración de intenciones, prácticamente dibuja cuál es el modelo de ciudad por el que apuesta Participa Sevilla”, ha reconocido Susana Serrano esta mañana durante la presentación ante la prensa de esta batería de medidas que la formación verde morada pretende que se aprueben en el pleno municipal del viernes.

La portavoz de Participa Sevilla ha presentado esta moción en la plaza de San Marcos. Una elección del sitio nada casual. “Estamos ante un entorno totalmente agresivo y nada habitable para el barrio, que además acaba de ser totalmente transformado por el Ayuntamiento sin tener en cuenta las necesidades de quienes lo habitan”, ha reconocido Serrano, que ha señalado que el objetivo de su propuesta es que cada vez que el Ayuntamiento o las empresas municipales realicen una actuación en calles o plazas, estas se lleven a cabo bajo los criterios de la nueva ‘ordenanza para el fomento del uso social y la cualificación ambiental del espacio público’.

“No podemos seguir creando plazas duras e inútiles para la gente. Plazas que con sus losas, enlosan la tierra”, ha insistido Serrano, que ha reconocido que el propio diseño de la ciudad debe ser otro de los elementos para combatir los efectos del cambio climático. En Sevilla, se está traduciendo en un incremento de la irregularidad e intensidad de las lluvias, así como en una subida de las temperaturas, por lo que la formación entiende que la ciudad debe desarrollar políticas que propicien que ‘el verde urbano’ juegue un papel primordial.

Sin embargo, vemos cómo Espadas sigue construyendo plazas sin sombras y con materiales que se calientan especialmente en verano y no absorben prácticamente la lluvia. Como ejemplo, desde Participa Sevilla señalan espacios como la ronda del Tamarguillo o la plaza de Las Libertades, junto a la estación de Santa Justa.

Esta moción de Participa Sevilla, no pone solo el foco en medidas medioambientes, sino que va mucho más allá. Apuesta por priorizar el uso social del espacio público en la vida cotidiana. Es decir, que en nuestras calles, plazas y parques se desarrollen tanto usos utilitarios (circulación y acceso a edificios), como celebraciones simbólicas o actividades de ocio. “El urbanismo y el diseño del espacio público nos marca la vida y Sevilla está llena de espacios totalmente inhabitables que no están pensados para el uso y disfrute por las personas, y esto debe cambiar”, según la portavoz del grupo municipal, que también ha destacado la importancia de la participación ciudadana a la hora de pensar el diseño de los espacios públicos.

En este sentido, Serrano ha destacado que quienes más uso realizan de los espacios públicos son las personas mayores, las niñas y los niños, así como las personas que les cuidan, especialmente mujeres. “Debemos facilitar que puedan llegar a los equipamientos públicos del barrio, al comercio de cercanía. El espacio público debe ser accesible para cualquier persona y fomentar la percepción de seguridad, así como garantizar las posibilidades de interacción y participación”, según Serrano, que ha denunciado la situación en la que se encuentran espacios como la calle Torneo o las Setas.

Por otro lado, Serrano también ha relatado la necesidad de priorizar una movilidad activa (peatonal y bicicleta) y el transporte público. “A la hora de diseñar la ciudad y los espacios públicos, es fundamental que se apueste por este tipo de transporte sostenible, que no expulse a las personas para fomentar el uso del coche. Medidas que además son básicas para luchar contra el cambio climático”, ha insistido Serrano, que ha recordado que el actual PGOU ya exige que la escala de peatón predomine sobre las demás lógicas, para después fomentar el uso de la bicicleta, el transporte público y, por último, el transporte privado.

En definitiva, “apostamos por una ciudad que ponga en el centro a las personas. Frente a las plazas duras que llenan Sevilla, necesitamos plazas con vida”, ha apostillado Serrano, que para terminar ha llamado a que la gente denuncie la existencia de todo este tipo de espacios públicos en la ciudad a través del hashtag #PlazasConVida.