Participa reclama el fin del “hostigamiento municipal” en el mercadillo de Sevilla Este

Julián Moreno ha advertido en un comunicado de prensa de las continuas trabas que el Gobierno municipal ha realizado en el último mes a los comerciantes del mercadillo ambulante de Sevilla Este.

“A las personas hay que tratarles con el máximo respeto y educación posible. Y esto no lo está realizando el Gobierno municipal con los comerciantes ambulantes”, ha manifestado Julián Moreno, que ha destacado también el diferente trato que ofrece el Gobierno municipal a los grandes centros comerciales y a pequeños comerciantes que tienen en la venta ambulante su profesión.

Según la denuncia realizada por Participa Sevilla en los últimos mercados ambulantes de Sevilla Este se está ejerciendo un control totalmente desmesurado por parte del Gobierno municipal. “No es normal que a las 7 de la mañana se pongan a pesar vehículos o a comprobar cualquier otro requisito legal que en ese momento se les ocurra. Solo se entiende esta medida como una forma de obstaculizar el normal funcionamiento de estos espacios”, según Moreno, que ha recordado que la función del Gobierno municipal debería ser garantizar que todas las personas que acceden al mercado, y van a montar su puesto, tengan las licencias correspondientes.

“Sería muy fácil agilizar esta entrada y no provocar el actual colapso. Además, tendría coste cero para las arcas municipales”, ha manifestado el edil, que ha reclamado que existan dos accesos, que en ese momento solo se compruebe la licencia de venta correspondiente y que los controles se inicien antes. En las últimas semanas, no solo el dispositivo policial ordenado por el Gobierno municipal ha dilatado la entrada de los comerciantes, sino que se ha retrasado la apertura de los aparcamientos aledaños hasta las 12 de la mañana que imposibilita el acceso a clientes. “¿Por qué se produce este ensañamiento municipal?”, se ha preguntado el también diputado provincial.

“La gestión municipal de todo ello no puede suponer que alguien llegue a montar su puesto a las 7 de la mañana, pero no empiece a hacerlo hasta las 11. Este maltrato institucional no puede seguir manteniéndose”, según el edil que ha anunciado que esta situación ya ha sido trasladada por su grupo municipal al propio Gobierno de Juan Espadas.

Además, Moreno ha advertido del poco sentido común con que se está produciendo este procedimiento. “Ni siquiera dejan preferencia, como es habitual, al coche bar para que sea uno de los primeros en entrar y la gente se pueda tomar un café mientras monta sus puestos. Le niegan a la gente hasta la posibilidad de alimentarse. Es indignante”, según el edil

“El Gobierno municipal debe estar para ayudar y facilitar la puesta en marcha de un mercado que tiene todas sus obligaciones legales en regla. No, para todo lo contrario”, ha reconocido el edil que ha advertido de las graves consecuencias económicas que esta actitud está teniendo para estos comerciantes, así como para las personas que habitualmente acuden allí para realizar sus compras.