Participa reclama mayor protección para la antigua algodonera de Alcosa y que se la dote de un uso cultural y social

De esta forma, la formación verde morada se hace eco de la reivindicación de la Coordinadora Ciudadana “La Fea” y la Asociación de Geografos e Historiadores Prometeo, ante la destrucción y desmantelamiento de este edificio industrial.

Susana Serrano, portavoz del grupo municipal Participa Sevilla, ha visitado la manzana de la antigua algodonera de la Cooperativa Agrícola Nuestra Señora de los Reyes, situada en el barrio de Alcosa. La edil visitó estas instalaciones a petición de la Coordinadora “La FEA”, ya que según este colectivo se está destruyendo parte de este edificio que es sin duda de indudable valor histórico y cultural para la ciudad.

“Permitir la destrucción de este edificio, es renunciar a una parte importante de la historia de la ciudad. La algodonera de Alcosa fue uno de los gérmenes de este barrio y de buena parte de Sevilla Este”, según la edil, que ha destacado la importancia de este edificio que llegó a ser la mayor algodonera de Europa allá en los años 60 y, además, supone un magnífico exponente de la arquitectura regionalista industrial, escasamente conservada.

De esta forma, Participa Sevilla se suma a la denuncia de La FEA y de Prometeo ante la desidia municipal en la protección de este edificio, lo que ha provocado del mismo. Además, ambas organizaciones recordaron a Serrano que la Algodonera se encuentra dentro de un enorme complejo industrial recalificado en los años de la burbuja inmobiliaria para construcción de viviendas, pero que la crisis detuvo bruscamente. “Ahora el Ayuntamiento puede enmendar algunas de las barbaridades que entonces se cometieron y proteger correctamente este edificio”, ha manifestado la edil.

Según ha desentrañado en los archivos la Asociación “Prometeo”, este edificio industrial de arquitectura regionalista es obra del arquitecto sevillano Aurelio Gómez Millán, el mismo autor del edificio protegido de la antigua plaza de abastos de Puerta de la Carne o del insigne Coliseo de la avenida de la Constitución. “Tenemos una deuda pendiente con el patrimonio industrial de esta ciudad, que está totalmente relegado en cuanto a protección y visibilidad. De ello tenemos numerosos ejemplos, como es la Fábrica de Vidrios de Miraflores o las mismas Atarazanas”, ha reconocido la edil de Participa.

En la visita, Susana Serrano se interesó y valoró la propuesta de esta asociación de conservar la parte representativa de dicho edificio, especialmente el edificio de entrada al complejo industrial, para darle un uso cultural y social. “Proteger este edificio y, a la vez, paliar una de las carencias que tiene esta zona de la ciudad son totalmente compatible. En esta zona del distrito no existe ningún centro cultural, ni social”, ha manifestado Serrano, que también ha destacado la ubicación de este espacio, ya que se sitúa en la calle Secoya, zona de ocio en auge, y cercana al Palacio de Congresos.

La portavoz de Participa Sevilla, tras esta visita, ha apostado por la conservación y puesta en valor de este edificio para otros usos en esta zona. “Es un derecho de la ciudadanía que ve como el patrimonio de sus barrios es destruido, convirtiéndose en barrios dormitorio y de escaso valor. La defensa del patrimonio tiene que formar parte de la historia de la ciudad y contribuir a dar valor a zonas periféricas”, ha concluido Serrano, que además ha apostado por la participación vecinal en la decisión del diseño y del uso del futuro de este espacio.