Participa reclama que no pase “ni un mes más” sin que se declaren BIC los cines Cervantes, Llorens y Trajano y BIE la Venta de los Gatos

Hace ya dos años que el pleno municipal aprobó por unanimidad la declaración como BIC de los cines a iniciativa de la formación verde morada, además igualmente recuerda el retraso para declarar Bien de Interés Etnológico de la Venta de los Gatos.

Después de que el pasado viernes, el pleno municipal haya vuelto a reclamar la declaración como BIC de los antiguos cines Cervantes, Llorens y Trajano, pendiente desde septiembre de 2016, así como la declaración como Bien de Interés Etnológico de la Venta de los Gatos, Participa Sevilla reclama celeridad en estos dos expedientes para proteger este importante patrimonio de la ciudad.

“Han pasado ya dos años desde aquel acuerdo plenario y cinco desde la solicitud de ADEPA. No entendemos el porqué de la paralización de esta declaración por parte de la Delegación de Cultura de Sevilla, ya que en diciembre de 2016 la Junta tenía ya toda la documentación técnica preparada”, ha manifestado Susana Serrano en un comunicado de prensa, en el que expresa su esperanza porque tras la nueva aprobación en el pleno del viernes ahora sí llegue la declaración de BIC para estos tres edificios que tanto desde el punto de vista etnológico como artístico son interesantísimos.

El Cine Cervantes, tras desaparecer el Teatro San Fernando, es la sala de teatro más antigua de la ciudad, hoy convertida en cine, siendo su autor Juan Talavera y De la Vega. A Espiau se le debe la sala Llorens, diseñada hace un siglo dentro del más puro estilo regionalista, estilo para el que se aprobó recientemente por este Pleno su protección como Bien de Interés Cultural y Catalogación. En su espacio, tuvo lugar la primera proyección de cine sonoro. Por último, a Aníbal González se le debe la realización del antiguo Cine Trajano como salón de variedades. El Cine Trajano, cerrado desde 2003, es de estilo Regionalista con influencia mudéjar, en el 2014 fue declarado en situación de ruina urbanística que debe tener una pronta solución.

“El retraso de estas declaraciones contrasta con la diligencia y prontitud con la que, en cuestión de pocos meses, se declaró como Bien de Interés Cultural la Casa de Cernuda”, ha manifestado la portavoz de Participa Sevilla, que incluso ha recordado que este edificio fue comprado por el propio consistorio hispalense para evitar que se convirtiera en un almacén.

Retraso en la protección de la Venta de los Gatos

Por otro lado, Serrano también ha recordado que ya en febrero de 2017 se aprobó la petición de declaración como Bien de Interés Etnológico a la Venta de los Gatos. “En este caso, estamos ante un edifico mucho más humilde y sencillo, pero representa una época de la ciudad y a Becquer, que no disfruta de ninguna casa museo que lo recuerde en la ciudad”, ha reconocido la edil.

Además, Serrano ha lamentado que a diferencia de la de Cernuda esta parece que no va a ser comprada, “pero, al menos, el consistorio hispalense debería impedir que la venta o la ruina del edificio lleve a su desaparición”.

Tras la aprobación de la moción que exige el desbloqueo de esta situación, Serrano reclama que no pase “ni un mes más” sin que se declaren BIC los cines Cervantes, Llorens y Trajano y BIE la Venta de los Gatos.