Participa reclama transparencia sobre las medidas de seguridad ante el uso de glifosato

La formación verde morada ha apostado porque se extremen las medidas de seguridad al utilizar este producto ‘posiblemente cancerígeno’, tanto para los trabajadores de Parques y Jardines, como para la ciudadanía. “Gracias al cambio de opinión de Espadas este peligroso herbicida volverá a usarse en la ciudad”, ha advertido el concejal Julián Moreno.

En un comunicado de prensa, Participa Sevilla ha mostrado su preocupación, también compartida por grupos ecologistas y sindicatos, ante la vuelta del empleo del glifosato en la ciudad. Este herbicida es un agente “probablemente cancerígeno para los seres humanos”, según la Agencia Internacional de Investigación sobre el Cáncer, perteneciente a la Organización Mundial de la Salud (OMS). Un producto por el que ha apostado de nuevo el Gobierno del PSOE desde el mes de mayo.

“Los trabajadores de Parques y Jardines, en su gran mayoría en empresas privadas, serán los grandes perjudicados por esta decisión. Son ellos quienes tendrán que manipular el glifosato y nos gustaría saber qué medidas de seguridad va a exigir el Gobierno de Espadas a las empresas que se encargan del cuidado de Parques y Jardines”, según ha manifestado Julián Moreno, edil y diputado provincial de Participa Sevilla, ya que según el comunicado de prensa de esta formación no existe una exhaustiva información sobre los efectos nocivos para los trabajadores. Incluso, las propias etiquetas de seguridad advierten de daños hepáticos y renales a la exposición del glifosato.

Por otro lado, esta formación ha advertido de las consecuencias de utilizar este herbicida tanto solares, como vías públicas. “Nos preocupa enormemente su uso en las calles, por donde transitan habitualmente personas y animales de compañía. Este producto es peligroso para la salud pública y más si tenemos en cuenta que para limpiar las calles se utilizan sopladoras, que proyectan todas las partículas por el ambiente”, ha declarado el edil de Participa.

Participa Sevilla alerta de que las empresas privadas se rigen por maximizar sus beneficios y usar este herbicida potencialmente cancerígeno es más económico, que aumentar el personal para el correcto cuidado y mantenimiento de las plantas y arbolado de la ciudad. “Lo que no les importa tanto, y parece que tampoco al Gobierno de Espadas, son las consecuencias medio ambientales y para la salud de la ciudadanía que tiene este herbicida. El glifosato arrasa con todo, contamina tanto las  aguas tanto superficiales como subterráneas, así como a la flora y a la fauna”, según Moreno. En este sentido, desde Participa destacan que en otras ciudades como Madrid se apuesta “prioritariamente por métodos manuales y/o mecánicos, totalmente inocuos con el entorno”.

En este sentido, Moreno ha destacado que el glifosato “no se puede utilizar bajo la presión del ‘miedo’ a las malas hierbas y a la aparición de jaramagos, al igual que las motosierras para el arboricidio”. Ante esta situación, Participa ha reclamado un tratamiento diferenciado de las diferentes ‘plantas’ que surgen descontroladamente, la maleza no tiene por qué ser malas hierbas. “Tenemos que acostumbrarnos a ver hierba por la ciudad. También tienen su función ecológica y ambiental”, según el edil, que sí ha reclamado una correcta eliminación de las que puedan ser peligrosas y la puesta en marcha de medidas alternativas como mallas anti malas hierbas, sellar las grietas de las calles o, entre otros ejemplos, cuidar y limpiar los alcorques de la ciudad.

Por otro lado, esta formación ha recordado que el uso de este fitosanitario  incumpliría los actuales pliegos de Parques y Jardines, así como las clausulas sociales del propio contrato. “Quienes defiende el uso de este herbicida, hablan de un uso sostenible. Eso es una quimera”, según el edil.

Por último, Moreno ha vuelto a apostar por aumentar el personal de Parques y Jardines y de la necesidad de difundir los riesgos de este herbicida para la ciudad. “En Sevilla se han apostado por zonas libres de glifosato como el Huerto del Rey Moro, la Universidad de Sevilla o el parque del Alamillo, con Adolfo Fernández Palomares a la cabeza, aunque fuera de forma temporal”, ha concluido el edil.