Participa urge a dar cumplimiento ya a la mesa de diálogo de la Vivienda ante la cantidad de desahucios que se avecinan

Participa denuncia que se ha producido otro desahucio en la barriada de Madre de Dios sin que el Ayuntamiento haya dado una alternativa habitacional, ni se hayan puesto en marcha las medidas antidesahucios aprobadas para atajar la problemática de la Vivienda. Participa avisa que en Julio se avecinan una avalancha de desahucios.       

Participa denuncia que mañana martes se ejecutará el desahucio de una familia con dos menores, una bebé de 8 meses y un niño de 8 años, que residen en la Barriada de Madre de Dios en Amate y ni los organismos municipales encargados, servicios sociales y la Oficina de la Vivienda, que le daban una cita para Agosto, han previsto soluciones habitacionales tanto permanentes como las temporales de 15 días de una vivienda tutelada que les ofrece servicios sociales a familias con hijos menores. La familia ha preferido marcharse ante la presión de la propiedad, que a través de una gestora administrativa de cobro de Deudas, Ayteco Gestió SL, les ha ofrecido 1.000€ para irse antes de que se produjera el desahucio y que desde el Ayuntamiento les aconsejaron que los cogieran.

Para la concejal de Participa, Cristina Honorato, “la propiedad debe hacer mucho más que dar 1.000€ a la familia para solucionar su problema de vivienda porque es responsable directa de la problemática de la vivienda actual. Podrían ofrecer un alquiler social en una vivienda de su propiedad, tal cómo se negoció en muchos casos con los bancos por parte del movimiento de la vivienda durante la crisis. El ayuntamiento podría buscar un diálogo con la propiedad para solucionarlo, pero de nuevo vemos que no han hecho nada para buscar una solución habitacional, ni se han puesto en marcha las medidas antidesahucios aprobadas en Pleno en diferentes momentos.” Cristina Honorato se cuestiona “cuál es la función de la Oficina de la Vivienda en este caso, y en especial cuál es la mediación que hacen, porque llegan los casos de desahucios y no desarrollan las diferentes medidas para evitarlos, como es la Mesa de Diálogo.”

Entre una de las medidas por una Vivienda digna aprobadas en Pleno, y dentro de las funciones de la Oficina Municipal por una Vivienda Digna, está la creación de una Mesa de Diálogo entre la propiedad, bancos, inmobiliarias, arrendatarios, y las personas afectadas con la intermediación del Ayuntamiento con el objetivo de tratar de buscar una solución habitacional antes de que se produzcan los desahucios. Participa exige que se ponga en marcha esta mesa de Diálogo ante la cantidad desahucios que se prevén se producirán en Julio antes del parón de los juzgados en Agosto, estimulados por la nueva burbuja inmobiliaria de los pisos turísticos.

“Es urgente que el Ayuntamiento ponga en marcha esa mesa de Diálogo ya antes de que volvamos a una situación habitacional más crítica que la que ya tenemos. Los casos de desahucios como el de esta semana, y más ahora antes de las vacaciones, no dejan de producirse y entendemos que el Ayuntamiento pueda verse desbordado como administración y recursos escasos, pero por eso insistimos tanto en que deben buscar soluciones no sólo con más parque de vivienda, sino que se pongan en marcha las medidas anti desahucios, nos duele la boca de recordárselo”, apunta la concejala de Participa. “En ese sentido, el Ayuntamiento, como responsable de garantizar los derechos de la ciudadanía en Sevilla, debe exigir a la propiedad que debe cumplir una función social de la vivienda, no sólo especulativa, y dar soluciones a las familias que desahucian porque este problema lo han creado ellos, banca e inmobiliarias, con la burbuja especulativa pasada y actual de los pisos turísticos con el que  tantos beneficios obtienen,” explica Cristina Honorato, que recomienda fijarse en cómo lo hizo el movimiento de la vivienda en las negociaciones con la banca.

Para la formación verde morada, en una ciudad donde hay casi 4 deshaucios al día y se intensifican ahora en Julio, en la que se producen 1.841 procesos judiciales en 2017, un  20% más que el año anterior, y donde el INE volvía a ratificar que los 3 barrios más pobres del Estado Español están en Sevilla, afrontar la emergencia habitacional y social debe ser una prioridad para Sevilla y desde un inicio así lo hizo constar en los pactos de investidura con el PSOE y en los diferentes presupuestos municipales aprobados hasta ahora. “Estamos ya cansadas de exigirlo constantemente, de tener que ir tras el delegado de Bienestar para resolver los casos urgentes cuando sólo tienen que poner en marcha los acuerdos que ellos mismos han firmado como es la Mesa de Dialogo de la vivienda, el protocolo de la Justicia o dotar con recursos a la Oficina de la Vivienda, además de ampliar el parque público de vivienda”, termina argumentando la concejala de Participa.