Participa urge al Ayuntamiento y a la Junta solucionar el convenio que afecta gravemente al centro educativo Virgen de la Esperanza

Participa lleva una moción a la Junta Municipal de Distrito de San Pablo – Santa Justa solicitando a las dos administraciones que solucionen de una vez por todas el problema estructural que atenaza al centro de educación especial y le impide desarrollar con normalidad su labor.  

La concejala de Participa, Cristina Honorato, junto con Fernando López Rodríguez, vocal del grupo municipal en el distrito San Pablo – Santa Justa, han visitado el CCEE Virgen de la Esperanza, un centro educativo para alumnado con necesidades educativas especiales que se encuentra ubicado en la barriada de La Corza, para poder tratar con el equipo directivo la problemática del centro y sus reivindicaciones, así cómo se encuentra en este momento el convenio entre el Ayuntamiento y la Junta de Andalucía. Hace más de tres años, Participa se reunió con el AMPA y el equipo directivo para tratar el tema y llevarlo al pleno buscando una solución, pero tras estas reclamaciones y gestiones, nada ha avanzado según constata Participa con el equipo directivo en esta nueva visita.

“Tres años más tarde volvemos a reunirnos con la comunidad educativa y comprobamos que la situación no ha mejorado ni se han buscado resolver las problemáticas que afectan más gravemente a la labor pedagógica, educativa y comunitaria que con gran esfuerzo lleva adelante el equipo educativo y las familias de este centro”, comenta la concejala Cristina Honorato. Es por ello que Participa llevará a la próxima sesión de la Junta Municipal del distrito del mes de Julio una moción instando a que, tanto Ayuntamiento como la Conserjería de Educación, lleven a cabo las iniciativas que sean posibles para resolver el convenio del centro escolar que afecta directamente al desarrollo de la labor educativa en el centro.

Según ha trasladado el equipo directivo del centro, fundamentalmente, el problema estructural de funcionamiento radica en la modalidad “genuina” de titularidad de la Junta de Andalucía y gestión municipal a través de un Convenio de Colaboración entra las dos administraciones que se traduce en una falta de autonomía de gestión presupuestaria para los gastos de funcionamiento del centro que perjudica al alumnado directamente como  son el programa de gratuidad de libros de texto y los materiales específicos que se necesita para desarrollar una educación de calidad; las sustituciones de personal pertenecientes al Ayuntamiento; los beneficios de programas de la red de centros dependientes de la Consejería de Educación o Planes Estratégicos, etc… Además, constata el equipo directivo el incumplimiento del propio convenio.

Para Cristina Honorato, “esta situación la conocen ambas administraciones, tanto Ayuntamiento y Junta de Andalucía, firmantes del Convenio, y aun pudiendo reconocer el perjuicio que esta situación conlleva para el alumnado y la comunidad educativa, hasta hoy no se ha movido un dedo para mejorar la situación. Lo hemos reclamado en el Pleno y en diferentes momentos pero el gobierno del PSOE mira para otro lado, como por desgracia pasa con otros temas”. La concejal de Participa explica que “aunque apostamos por una Escuela Pública Inclusiva en el que se apueste por la diversidad, mientras estén funcionando este modelo de centros hay que garantizar que se desarrolle una labor educativa de calidad  y con todos los recursos y materiales que sean necesarios para ello. Por ello le reclamamos al señor Espadas que dé una solución a este problema de una vez por todas, lo tiene al alcance de su mano”.

 

Apuesta por la integración del centro en el barrio

Por otro lado, Participa también refleja en la moción que desde hace un tiempo el centro lleva sufriendo el vandalismo y destrozos y que estos deben de ser atendidos por el Distrito y el gobierno local. Las características del centro y el de su alumnado, que mayoritariamente proceden de otras zonas de Sevilla, hace que sea más complejo tejer lazos comunitarios con el barrio. Para Fernando López, vocal de Participa en el Distrito, “evidentemente esto no justifica el vandalismo y los destrozos, pero nos pueden dar pistas para buscar soluciones más allá de las puramente policiales y autoritarias que no resuelven el problema de fondo. Por eso en esta moción, nosotros proponemos campañas de sensibilización e información para los vecinos y vecinas de los barrios más cercanos, sobre la labor del centro educativo, y sobre la diversidad en general.”

“Lo que buscamos es que se generen dinámicas de vecindad, tejer redes comunitarias, que sea una Escuela Barrio real para que pueda poner freno, desde la propia vecindad, al vandalismo producido por unos pocos”, explica Fernando López Rodríguez. Por último, Participa también insta en la moción a que se mantenga y conserve en condiciones dignas y óptimas el terreno contiguo al centro educativo, que el centro cedió en 2015 para el desarrollo de un espacio de verde y de ocio, y que actualmente se encuentra prácticamente abandonado.