Participa urge arreglar las fuentes de la Alameda y apuesta por más fuentes lúdicas en la ciudad

La portavoz de Participa Sevilla ha exigido a la Gerencia de Urbanismo que no se dilate más tiempo en la puesta en marcha de estas fuentes lúdicas, que utilizarían sistemas de recirculación del agua.

En el último pleno municipal, el Gobierno del PSOE reconoció que las fuentes de la Alameda de Hércules no funcionan debido a problemas en el sistema de depuración del agua. “Sin embargo, ya han pasado tres meses desde que el Ayuntamiento pusiera un cartel de prohibido bañarse y cortara el agua. Ha habido una total falta de información”, ha denunciado Serrano, que ha exigido a Espadas que se pongan en marcha estas fuentes lo antes posible debido al fuerte calor que se vive en Sevilla durante el verano.

Estas fuentes son fundamentales tanto para refrescar el ambiente de la plaza, como a quienes se encuentran en este céntrico bulevar, especialmente para menores que juegan en los parques de la zona. “No solo es urgente la puesta en marcha de estas fuentes, sino que creemos necesario su instalación en otros espacios de la ciudad”, ha destacado Serrano, que ha vuelto a recordar que las fuentes de la Alameda se nutren de agua potable y están tratadas para que no supongan ningún riesgo sanitario a quienes se refrescan en ellas.

Desde Participa Sevilla, se recuerda que el pasado viernes el pleno municipal aprobó incrementar el número de fuentes en la ciudad que permiten un uso lúdico del agua y el enfriamiento de los espacios públicos, así como una modificación del artículo 24.1 de la Ordenanza de Convivencia que no multe con 120 euros que una persona se pueda refrescar en este tipo de fuentes.

“Chicago, Sidney o Palma de Mallorca son algunas de las ciudades en las que este tipo de fuentes están totalmente normalizadas. Tenemos que mirar a otras grandes ciudades y dotarnos de plazas con vida y no seguir apostando por plazas duras como han hecho tanto el gobierno de Zoido como el de Espadas”, según la portavoz de Participa Sevilla.

Además de esta apuesta por incrementar el número de fuentes lúdicas en la ciudad, Participa logró el apoyo para la batería de medidas pensadas especialmente en quienes por faltas de recursos van a pasar todo el verano en la ciudad. Entre las medidas, también estaba estudiar la instalación de “piscinas fluviales en el Guadalquivir; mejorar las condiciones climáticas de los centros educativos; la creación de un grupo de trabajo para mejorar el arbolado y la vegetación en los patios de los colegios; la apertura de los patios de los colegios públicos por las tardes y fines de semana durante julio y agosto, así como los centros cívicos y las bibliotecas municipales; favorecer el acceso de las personas con pocos recursos a las piscinas durante el verano; y, por último, apertura de cines de verano en los distritos en los que no existan.