San Juan derribará todas las barreras arquitectónicas para que el municipio sea accesible

La medida, promovida por San Juan Puede, pretende que el municipio tenga “barreras cero” para 2019.

Este miércoles, en sesión plenaria, el Ayuntamiento de San Juan de Aznalfarache ha aprobado por unanimidad de todos los grupos políticos la puesta en marcha de un plan integral de accesibilidad con medidas encaminadas a hacer del municipio un lugar más accesible para los ciudadanos en silla de ruedas, personas mayores o con discapacidad visual.

Blanca Montero, portavoz de San Juan Puede, ha argumentado que “la falta de accesibilidad a ciertos espacios, equipamientos municipales o servicios puede derivar en la limitación de libertades fundamentales y la obligación de los poderes públicos es que todos los ciudadanos, independientemente de sus circunstancias físicas, tengan los mismos derechos y libertades”.

Para evitar esta vulneración de derechos, la moción de la marca local de Podemos señala que “se rebajará la altura de los bordillos, ensanchará el acerado, se alumbrará el municipio adecuadamente y sonorizará los semáforos para que las personas ciegas puedan transitar con autonomía por las calles de la localidad”.

Así las cosas, San Juan Puede ha acordado con el Gobierno municipal del socialista Fernando Zamora que antes de 2019 deberán estar adaptadas las ordenanzas y ejecutadas las obras precisas para que el municipio sea accesible a las personas con movilidad reducida y diversidad funcional.

“Además de ser una medida justa que apuesta por una sociedad inclusiva y más democrática, la medida también creará puestos de trabajo porque las obras de adaptación del municipio no se harán solas”, ha subrayado la portavoz municipal de San Juan Puede, Blanca Montero.