Serrano: “Si Andalucía siguiera el ejemplo de Baleares, podríamos ingresar millones de euros por la tasa turística”

La portavoz de Participa Sevilla, que ha participado en un debate sobre la tasa turística organizada por CCOO, ha destacado la necesidad de apostar por esta medida para aumentar los ingresos municipales gracias a los más de 3 millones de personas que nos visitan o las 5 millones de pernoctaciones durante 2017.

Durante la celebración del debate ‘Tasa Turística. Un debate necesario para Sevilla en el marco actual’, Susana Serrano ha mostrado la preocupación de la formación verde morada porque el centro de Sevilla no acabe convirtiéndose en una especie un parque temático y la necesidad de abordar un debate con trabajadores, vecinos y empresarios sobre el modelo de turismo que la ciudad hispalense necesita.

Ante este debate, Serrano ha recordado que desde Participa Sevilla llevan meses reclamando su implantación, incluso con una moción en pleno, y reclamando también que Juan Espadas se siente con Susana Díaz para su puesta en marcha. “Es una medida que tiene que poner en marcha la Junta, cómo ya han hecho otras comunidades autónomas. ¿Por qué el PSOE andaluz no sigue el ejemplo de sus compañeros de baleares?”, se ha preguntado Serrano, que ha pedido a Espadas que deje desviar la atención exigiendo cambios normativos al Parlamento y que apueste por la única posibilidad actual que es la tasa turística que debe implantar la Junta.

Para la formación verde morada la implantación de esta tasa es una de las medidas necesarias para garantizar que la actividad turística repercuta en un mayor grado en la Hacienda municipal, ya que el turismo tiene también un impacto sobre los servicios municipales, las infraestructuras de la ciudad y el medio ambiente. Igualmente Serrano ha recordado que en las ordenanzas fiscales de 2017, el PSOE municipal se negó a implementar otras tasas en este sentido como sería gravar los muelles y paradas de los barcos turísticos que navegan en el Guadalquivir, la regulación y cobro de la actividad de autobuses turísticos de dos plantas o un aumento de las tasas por reserva de aparcamientos de los hoteles, así como una licencia de actividad para los apartamentos turísticos y una tasa de basura específica para estos.

“Sabemos que la tasa turística le corresponde autorizarla a la Junta de Andalucía, pero ya es hora de que Espadas piense más en la ciudad que en su partido. Debe abrir urgentemente este debate con la presidenta Susana Díaz”, ha reconocido la portavoz de Participa Sevilla, que también ha recordado que el Grupo Parlamentario de Unidos Podemos en el Congreso acaba de registrar una Proposición No de Ley sobre la necesidad de impulsar el turismo sostenible a través de tasas sobre estancias turísticas.

En Baleares, en 2017 se recaudó 64 millones de euros con la ecotasa al turismo. Entonces la cuota oscilaba entre los 0,25 euros y los 2 euros por día de estancia o fracción, con una bonificación del 50% para las estancias que se realicen en temporada baja. Solo en Mallorca, en 2017 han recaudado 47,7 millones de euros.

Según Participa Sevilla, si trasladáramos esta medida a Sevilla (en 2017, según los datos de la propia Junta, hubo más de 3 millones de visitantes y, al menos, 5 millones de pernoctaciones), estaríamos hablando de ingresos de varios millones de euros, “una cifra nada desdeñable y muy necesaria para las mermadas arcas municipales”.

Trato de favor a las empresas de buses turísticas

Por otro lado, Serrano ha calificado como “trato de favor” municipal a las empresas que actualmente ofrecen rutas turísticas en autobús por la ciudad. En enero de 2017, a instancias de la formación verde morada, el pleno aprobó regular estos autobuses e implementar un canon que podría estar en torno al millón de euros, como ya existe en el resto de grandes ciudades del Estado. Por ejemplo, en Madrid, está tasado en tres millones de euros más un porcentaje de la facturación.

Medidas ante la turistificación

Ante el desmesurado crecimiento del turismo en la ciudad, Serrano ha apostado por medidas mitiguen las consecuencias negativas y que apuesten por un turismo socialmente responsable y sostenible. “No podemos normalizar que la gente sea expulsada de sus casas por la proliferación de piso turísticos y la consecuente subida del precio de los alquileres, ni la destrucción del comercio tradicional que conlleva o el incremento de la desigualdad que promueve entre el centro y la periferia”, según Serrano.

Además, la portavoz ha destacado la necesidad de implementar medidas municipales para combatir la precariedad laboral del sector turístico, como sería la puesta en marcha de un sello de calidad municipal a establecimientos y empresas turísticas, denunciar a la Inspección de Trabajo los casos de vulneración de derechos laborales que conozca o realizar campañas de sensibilización en favor de un empleo digno y de calidad.