Susana Serrano: “Había llegado el momento de reiniciar la Bienal y ya estamos en ello”

La portavoz de Participa Sevilla ha mostrado su satisfacción por todos los cambios que se van a producir en la Bienal de Flamenco, tras las deficiencias detectadas en la gestión y en la programación.

 “Desde hace años se viene reclamando desde los profesionales del flamenco un cambio en profundidad para la Bienal de Sevilla. Para este cambio de modelo era necesario un cambio de dirección”, ha reconocido Serrano, que celebra el nombramiento de José Luis Ortiz Nuevo como director elegido para esta XX edición conmemorativa de la Bienal. “Sin duda, la persona más adecuada para repensar y actualizar la Bienal que él mismo fundó”, según Serrano.

“Somos conscientes de que el cambio de modelo no va a ser de la noche a la mañana, pero sin duda, hemos iniciado el camino adecuado. Había llegado el momento de reiniciar la Bienal y ya estamos en ello”, ha manifestado la portavoz de Participa, que ha destacado la gran acogida en el sector, lo que demuestra la necesidad de este cambio y la disposición de numerosas personas para colaborar y aportar en este nuevo modelo.

Según Serrano, este cambio debe garantizar la dignificación de todas las personas que vienen dando su vida a este arte y que a duras penas resisten la precariedad. También el evento debe alcanzar mayor autonomía, no solo en su estructura, sino que también gane en transparencia para quedar libre de posibles injerencias políticas y de sectores que sólo buscan su propio beneficio. Además, la Bienal también necesita implicación económica de más organizaciones y de las instituciones que ya la apoyan. “Para todo esto es necesario contar con una figura con la suficiente legitimidad, como es el caso de Ortiz Nuevo, capaz de promover y facilitar este nuevo enfoque y estas nuevas alianzas”, ha reconocido la edil.

En la segunda parte de la rueda de prensa, Participa Sevilla ha demostrado con toda la documentación que tiene en su poder que la memoria económica facilitada por la Bienal de Flamenco “no correspondía con la realidad, como ya reconoció el propio delegado de Cultura en el pleno del mes de junio en el que se aprobó un reconocimiento de crédito del ICAS, del que el 40% pertenecían a gastos pendiente de la Bienal”, según Serrano.

Igualmente, Serrano ha hecho referencia al contrato, del que también tienen una copia, del director ya cesado en el que se especifica claramente que entre sus competencias estaba la responsabilidad económica de la Bienal.

Para Participa Sevilla, el flamenco es un elemento clave de nuestra cultura y es imprescindible restablecer y reconectar con sus raíces populares y su capacidad de hablar de nuestro tiempo. “Durante más de un año hemos trabajado para señalar aquello que debía mejorarse, denunciar lo intolerable y proponer cambios concretos que iniciaran una nueva andadura. Este cambio conseguido, sin duda, es un avance en beneficio del flamenco y de la ciudad de Sevilla.